Caos de tráfico por la huelga de Arcelor: colas eternas (de más de dos horas) para llegar al trabajo y falta de personal para las tareas

La segunda jornada de protestas del personal de la contrata de limpieza vuelve a originar atascos junto a la "Y" en Avilés y Gijón

Retenciones, este miércoles, en el acceso a las instalaciones gijonesas de Arcelor.

Retenciones, este miércoles, en el acceso a las instalaciones gijonesas de Arcelor. / LNE

P. T.

Llegar a los puestos de trabajo en Arcelor, y en otras empresas ubicadas en los alrededores, está resultando una odisea para decenas de empleados que entraban a su turno a primera hora de la mañana de este miércoles. La segunda jornada de huelga del personal de la contrata de limpieza de las instalaciones de la multinacional está repitiendo, incluso con mayor intensidad, las escenas de retenciones en accesos a la gran factoría, tanto en la comarca avilesina -en la zona de Trasona- como en Gijón -en el área de Somonte-.

Los trabajadores en huelga, al parecer, puntos estratégico de acceso a la planta siderúrgica en torno a las seis de la mañana y ese corte se está alargando hasta las 9 horas. Todo ello está conllevando un trastorno importante en el funcionamiento de las múltiples divisiones de trabajo de ArcelorMittal, dado que muchos de los empleados no han llegado a sus puestos y acumulan incluso más de dos horas atrapados en la caravana originada por los cortes.

A ello se une que los empleados del turno nocturno saliente no pueden esperar, por convenio laboral, más de un tiempo determinado por su relevo, por lo que tienen que acabar yéndose dejando sin cubrir decenas de puestos de trabajo en la gran factoría, por lo que en el primer tramo de la mañana falta personal para realizar todas las tareas. El caos generado por la huelga está siendo notable.

La multinacional espera que su contrata de limpieza, la empresa SAMSA, llegue con premura a un acuerdo con sus empleados que ponga fin a una huelga que está causando un trastorno notable en el funcionamiento de las instalaciones siderúrgicas asturianas. Los trabajadores de dicha contrata decidieron por mayoría, en asambleas en Avilés y Gijón, rechazar la última oferta presentada por la empresa SAMSA en el Sasec y comenzar el pasado martes la huelga indefinida convocada en un primer momento para el 3 de julio. Después de dos reuniones en el órgano de mediación, la empresa presentó una oferta que consistía en "cubrir las bajas con hasta un máximo de 15 personas por 28 bajas".

"Sin embargo, esta situación no se ha dado nunca, lo máximo que tenemos registrado son 23 bajas simultáneas. Y, para ese volumen, solo accedían a contratar 10 personas. Esto nos suponía asumir el trabajo de 13 personas entre el resto de la plantilla", denunció la presidenta del comité de empresa y de huelga por USO, Cristina Suárez.

Por este motivo, el martes iniciaron unos paros y un calendario de protestas y acciones que ya en estas dos primeras jornadas de huelga se está haciendo notar con fuerza en los aledaños de Arcelor. Y así seguirá salvo un acuerdo entre empresa y trabajadores.