Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dylan: largo camino

El largo camino del judío errante continúa,

con las botas de cuero español disparando a las estrellas,

de la granja de Maggie a las tierras del País del Norte,

de la Bahía del Diamante Negro hasta la orilla del Río Rojo.

Ahora, Zimmerman ha vuelto de nuevo por aquí.

Lou Reed, David Bowie, Willy DeVille, Leonard Cohen, Warren Zevon, Towes Van Zant y Tom Petty fueron algunos de los músicos que nos han dejado a muchos la banda sonora de nuestras vidas. Tipos que, como dice Eduardo Herrero en su blog, cantan como el culo, pero ponen la piel de gallina. Cada vez van quedando menos aquí abajo, entre ellos, Lucinda Williams (65), Jackson Browe y Tom Waits (69), James Taylor y Emmylou Harris (70), Neil Young, John Fogerty y Van Morrison (72), Keith Richards y Mike Jagger (74), Kris Kristofferson (81) y Bob Dylan que cumplirá 77 tacos el próximo 24 de Mayo.

Desde 1988, el polémico premio Nobel para la ortodoxia literaria continúa su "Never Ending Tour" realizando mas de 100 conciertos anuales. Este año, en su recorrido europeo, recaló el 24 de Marzo en Salamanca y después en Madrid y Barcelona. Fue la undécima vez que vino a actuar a España, la última en 2015. La primera vez que pisó un escenario en nuestro país fue el 26 de Junio de 1984, un concierto gestado a partir del ofrecimiento de Bill Graham, manager de Dylan y Carlos Santana, al productor español Gay Mercader. La entrada costaba 2200 pesetas e incluía un vale de 200 para la compra de un LP en la tienda Dicoplay. Buenos tiempos, ¡había muchas tiendas de discos! Ejercieron como teloneros el grupo español Minuit Polonia y el virtuoso guitarrista mejicano. Una noche inolvidable, con el ex rolling stone Mick Taylor en la banda, "Highway 61 Revisited" en el inicio y "Blowin' In The Wind", enriquecida con unos mágicos punteos de Santana, para finalizar.

En realidad, la relación de Bob Dylan con España comenzó mucho antes de 1984. Estudió algo de español en la Universidad y en 1962, cuando su reivindicativa novia Suzy Rotolo se fue para Italia, su marcha fue quizás el motivo de escribir "Boots Of Spanish Leather" dolido por el abandono. En esta preciosa canción menciona las montañas de Madrid y la costa de Barcelona, para acabar diciéndole: "si hay algo que puedas enviarme, unas botas de cuero español". Con posterioridad, al inicio de la década de los 70, grabó "Spanish Is The Loving Tongue" y en 1976, en el tema "Romance In Durango" del álbum "Desire" interpreta en un claro castellano: "... no llores querida, Dios nos vigila".

En cuanto al set-list que Dylan ofreció este año en sus conciertos españoles, además de la inclusión de algún tema clásico, covers de Sinatra -en sus últimos discos versionea canciones de él- y fundamentalmente cortes de sus álbumes "Modern Times"(2006) y "Tempest" (2012). Entre los temas antiguos, "Desolation Row", "Simple Twist Of Fate" y "Ballad Of A thin Man", con la que terminó todos los días. Entre los actuales, "Thunder On The Mountain", "Soon After Midnight" y en Barcelona apareció la mágica "Long and Wasted Years", lo mejor que nos ha pasado desde hace tiempo.

Dylan es imprevisible y cada concierto que ofrece es diferente. Ahora en Europa, por la que transita antes de dirigirse a Japón, puede hacer un cambio radical en el repertorio, su stock de canciones es un pozo sin fondo. En 2017 recordó a su amigo Tom Petty con "Learning To Fly" y sorprendió en una ocasíon con "Sad Eyed Lady Of The Lowlands" que tan bien interpretaron Nacho García y Las Partículas Elementales en "Avilés, ciudad Dylanita" 2017. Atentos a la XI edición de este festival el próximo mes de Mayo, la organización está cocinando un suculento menú con novedades importantes. Una pista: piensen en voces femeninas de calidad y en amigos de Bruce Springsteen.

El siglo XXI con Internet en crecimiento exponencial ha sentenciado, entre otras cosas, los juegos infantiles en la calle y las colas ante las taquillas en busca de una ansiada localidad. Entrañables recuerdos del siglo pasado que son historia.

En la escuela, dentro de la podada asignatura de Educación Física, se enseñan juegos que los niños desconocen: chapas, goma, cascayo, pelota-trapo etc., que han sido sustituidos en el acervo lúdico infantil por la Nintendo Switch, la PlayStation y las clases de música e idiomas al terminar la larga jornada escolar. La venta de entradas a través de la red puede abocar con facilidad a quedarse sin localidad, algo que he experimentado en mi intento de ver a Bob este año. Concretamente, las entradas para el concierto en el Multiusos Sánchez Paraíso de Salamanca se agotaron en 45 minutos, desde las mas baratas de 40 euros hasta las mas caras, de 120.

En 1979, el prestigioso New York Times presentó la actuación de Lola Flores en el Madison Square Garden publicando: "No canta bien, no baila, no es guapa, no se la pierdan". Aunque ustedes escuchen que Dylan no canta bien -en contra de la opinión de Frank Sinatra-, que se refugia detrás del teclado porque es un mediocre guitarrista y que sus canciones son un tostón de letanías, si la próxima vez que nos visite tienen la fortuna de no quedar con el dedo tieso encima del teclado mirando para la pantalla del ordenador, no desaprovechen las entradas. No se lo pierdan.

Compartir el artículo

stats