Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eloy Méndez

Taza y media

Eloy Méndez

Hurlé y Llamazares

El congreso del PP que acaba de elevar a los altares del partido a Pablo Casado ha dejado dos notas avilesinas de máximo interés. Por un lado, Reyes Fernández Hurlé tendrá un asiento en el comité ejecutivo del flamante presidente. Es cierto que la concejala ya formaba parte de este órgano por su condición de "número dos" de Nuevas Generaciones en España, pero también lo es que ahora se ha garantizado su continuidad, al margen del cargo orgánico, como la única dirigente asturiana que dio su apoyo público al ganador, horas antes de la votación. Acertar en política tiene premio y, por eso, la edil cuenta ya con un respaldo a nivel nacional del que no dispone casi ninguno de sus compañeros en la región. La segunda gran sorpresa fue ver a Esther Llamazares, secretaria general en la ciudad, como miembro de la mesa del cónclave por decisión expresa de Mercedes Fernández. Sus posibilidades de convertirse en candidata a la Alcaldía van en aumento.

Compartir el artículo

stats