Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La conquista de la libertad en Letonia

El aleccionador testimonio de la embajadora letona en España en los cursos de La Granda

Dentro del análisis que se ha desarrollado en La Granda de los cruciales años 20 del pasado siglo XX, un curso coordinado por el profesor Emilio de Diego, la república báltica de Letonia ha tenido un protagonismo especial por la participación de la señora doña Argita Daudze, embajadora de su nación en España.

La ilustre ponente, con humildad y energía, que no se excluyen sino que implementan, ofreció una visión muy interesante como luchadora y partícipe por la libertad de su pueblo de la terrible dictadura comunista que la sometió a la miseria, el subdesarrollo y la opresión.

La diplomática ofreció duros testimonios de la lucha por la libertad, que les fue arrebatada por el estalinismo por la fuerza y contra todo derecho. Con testimonio de poetas ilustres reprimidos llenos de esperanza y de fe religiosa, como el poema cuyo receptor era Dios, con audio del "Padre Nuestro" hecho melodía.

La ponente narró con emoción entrecortada las luchas de los jóvenes universitarios reprimidos de la forma más violenta. Ofreció un testimonio de un sacerdote quien, con la bandera a sus pies, derramó su propia sangre sobre la enseña tiñéndola de rojo. Ella, la ahora embajadora en España, como joven universitaria, ante un pueblo humillado y silenciado, participó en los círculos universitarios de oposición, con la lectura de libros y audiciones de radios clandestinas. Su deseo de libertad era tal que cuando moría un secretario del todopoderoso partido comunista ruso pensaban que la libertad de su pueblo estaba más cerca; esto sucedió en tres ocasiones, hasta la apertura de Gorbachov, con la Perestroika y la llamada glasnot. Con sano orgullo presentaba a su pueblo como un luchador por la libertad, simbolizada en la grandiosa escultura que preside el centro de la capital, Riga. Citando el canto a la libertad de Cervantes en "El Quijote" alentó a luchar por la libertad, el bien más importante de los hombres y mujeres, frágil en estos tiempos en que la dictadura de la globalización trata de imponer un pensamiento y, por lo tanto, un modelo contrario a la libertad.

Compartir el artículo

stats