Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De la Asturias industrial a la Asturias digital

En los pasados cursos de verano de La Granda se han tratado temas muy interesantes que afectan al futuro próximo del modelo económico-productivo asturiano. Uno de ellos el que ha versado tratado sobre la importancia de las tecnologías de información y la comunicación. Los ponentes del mismo en su mayoría jóvenes emprendedores, apostaron por una Asturias en la que el I+D+i seria la herramienta fundamental, alguno incluso planteó la necesidad de explorar la Inteligencia Artificial.

La Asturias que durante tiempo hemos conocido sembrada de mal iluminadas fábricas, que poco a poco van desapareciendo. Así como el medio ambiente contaminado por los humos, industriales. Fábricas en las que las maquinas ruidosas, estaban manipuladas por trabajadores con sus manos y sus rostros con grasas y suciedad. El ruido constante de los hornos, están pasando a ser una pesadilla. En lugar de estas y otras realidades de la época de la industrialización, se contempla un futuro que ya empieza hacer realidad en el campos tecnológico de Gijón un referente nacional, en cuyas limpias empresas sólo se oyen los sonidos de poderosos ordenadores, por donde circulan la información a gran velocidad, transformando la materia prima en productos de excelente acabado y diseño matemático.

Pero en Asturias pervive otra realidad alejada tanto de maquinismo del siglo XIX, pero en la que aún pervive industrialización del XX. Este modelo de producción se está materializando en la FP Dual. El mundo del trabajo industrial empieza a estar dominado por el progreso tecnológico digital con lo que esta supone de pérdida de empleos cualificados que realizarán las máquinas (robots y otros sucedáneos). Estas nuevas y sofisticadas tecnologías supondrán la eliminación de formas producción con la consiguiente inquietud y stress para los trabajadores. Esta tercera revolución industrial basada en la digitalización exige una cualificación para las nuevas generaciones, porque algunos de los puestos de trabajos aún no están contemplados ni en los planes de estudios oficiales, ni las exigencias empresariales. El teletrabajo y el aprendizaje telemático semipresencial en tiempos de la Covid-19 se impone.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats