Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Y el ganador es...

Sobre los premios que consigue el Ayuntamiento de Avilés

Todo el mundo conoce los Juegos Olímpicos, lo premios Oscar, los Nobel o el Pulitzer. Seguro que a la mayoría nos gustaría recibir uno de esos reconocimientos. Lamentablemente, si no saltas 2,50 metros, si tu última película no está en cartelera, si no eres investigador en biología molecular o un

Si tu talento especial es un poco extravagante tu sitio está en el libro Guiness de los records. Podrías comerte una bicicleta, construir la torre Eiffel con alfileres o dar la vuelta al mundo de puntillas. Sucede que vamos para 8.000 millones de cabezas en el mundo y la probabilidad de que dos o más de ellas den con la misma idea estrambótica es muy alta.

Otra manera de ser campeón mundial de algo es seguir la receta vasca. En Euskadi aconstumbran a hacer campeonatos del mundo de cosas de casa o de cosas minúsculas. Hay campeonato del mundo de aizkolaris o de bertsolaris pero también tienen el Campeonato Mundial de Patatas con Chorizo de Vitoria, el Nacional de Ensaladilla Rusa de Donosti y otros similares en ciudades más pequeñas.

Yo conocí a un vizcaíno que había sido campeón del mundo de pimiento verde. En el gobierno municipal de Avilés hay cierta obsesión por los premios. En lugar de hacer, se trata de crear la sensación de que se está haciendo por la vía del reconocimiento que dan los premios. La apuesta estratégica es la de los caminos poco transitados. Intentaron lo del Guiness, pero aquello fue de vergüenza. Pagaron a una empresa que les prometió gestionar la inclusión de la villa en el libro sagrado de los récords chorras como la mayor comida popular en la calle. La Alcaldesa se emocionó aquel día y gritaba desde un escenario rodeada de notarios “¡lo hemos conseguido!”. Luego resultó que los de Guiness dijeron que todos los días hay más gente comiendo en la calle en un kilómetro cuadrado de Nueva York y que para entrar en el libro y superar a la ciudad mexicana con la que el equipo de gobierno dijo que competíamos teníamos que haber hecho como ellos, es decir, comer todos y todas lo mismo. Empanada de berberechos por ejemplo.

Lo de Guiness no funcionó. Pero lo que sí les funciona, y bien, es la vía vasca al campeonato. Avilés se presenta a cualquier concurso para instituciones de cualquier organización o ente minúsculo pero que tenga o aparente talla internacional. Hay muchas horas de trabajo de empleados municipales organizando la presentación o preparando dossieres para optar a diferentes premios. Ese esfuerzo en horas de trabajo tiene su recompensa y Avilés tiene en su vitrina, entre otros, el Premio Guangzhou de 2012 a la Innovación Urbana, el Premio Nacional Alares también de 2012 y un Accésit en los Premios a las Buenas Prácticas en Auditoría de 2018.

Como hacía tiempo que no caía ningún premio gordo, ni la pedrea, ni siquiera el reintegro debieron encargar a alguien que se pusiera al asunto y ya sabemos que quien la sigue, la consigue. Este 2020 lo despedimos con un IDC Awards. Les animo a que busquen información y hagan un resumen en 10 palabras de a qué se dedica esa empresa, a mí no me quedó claro. Los premios tenían cinco categorías para Asia Central y Europa, se presentaron unas 20 ciudades. Avilés concursaba por el capítulo Desarrollo económico y participación cívica. En ese capítulo fueron seleccionadas tres iniciativas: City Points Cascais, Identidad digital de Avilés y Aprovechando Málaga City Data. El ganador general fue City Points Cascais y Avilés quedó en el medio. Luego tu responsable de prensa puede decir algo como esto: Avilés consigue un segundo premio en los prestigiosos IDC Awards de ámbito mundial.

Decía un escritor francés que el mundo recompensa antes la apariencia de mérito que el mérito en sí mismo. Algo de cierto tiene esa sentencia y en los despachos del Ayuntamiento lo saben, lo cultivan y lo celebran.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats