DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ayudas excluyentes para nuestro idioma

La llingua asturiana sufre una nueva discriminación por parte del Estáu

El Ministerio de Cultura y Deporte convocó, con fecha 11 de mayu de 2021, una llinia de subvenciones pa la traducción de llibros ente llingües del Estáu, y dexa fuera l’asturianu por nun ser llingua oficial.

Una vegada más sufrimos discriminación por nun tener la llingua asturiana l’estatus que se merez. Una discriminación que se suma a otres munches que llevamos padeciendo dende cuantayá. Hai más de 40 años que s’entamó cola recuperación del nuestru idioma y siguimos dándo-yos vueltes a los mesmos tópicos, poniendo torgues a dalgo que ye propiu y que ye un derechu de los asturianos. Un derechu que tenemos reconocíu na Constitución Española y que se tien que desarrollar nel Estatutu d’Autonomía d’Asturies, pendiente d’una reforma que recueya a les clares la oficialidá; pendiente de que los nuesos políticos se pongan d’alcuerdu. Nun tien esplicación que n’otres comunidaes con llingua propia los distintos partíos sofitaren y proclamaren les sos llingües oficiales dende l’entamu de la transición y que n’Asturies seyan esos mesmos partíos los que tán torgando’l camín.

Hai que desaniciar del tema de la oficialidá les pallabres: mieu, obligatoriedá, imposición… y les frases de siempre: “¿qué bable van a oficializar?”, “llingua inventada” “demanda social”, “en cada llugar fálase distintu”…Tol mundu opina, de lo que se sabe y de lo que nun se sabe. Asina somos. Quiciabes podríemos miranos nes otres llingües del Estáu. De momentu nun tenemos que delletriar pa entendenos como pasa col inglés. Cuanto más falantes tien una llingua más variantes tien. Ye riqueza. Y respeutu a inventar, toles llingües son vives y precisen pallabres nueves y necesaries, qu’apurren los falantes y/o los espertos. La RAE (el castellán), cada poco incorpora pallabres “invetaes” sin que naide se sorprenda.

La llingua asturiana ye una riqueza cultural. Cuando muerre una llingua entiérrase con ella muncho de la cultura que representa. N'Asturies munchos tenemos la suerte de poder espresanos de forma billingüe, y ye un derechu poder deprendeles y utilizales indistintamente. Fai falta una variante estándar pa la enseñanza, medios de comunicación, alministración y otros contestos formales. Nada distinto a lo que se fai en n’otres llingües que tienen les ferramientes pa utilizales en cualquier ámbitu social, cultural y alministrativu, como ye’l casu del asturianu. La oficialidá nun va torgar el que caún utilice nel so discursu coloquial la so forma de falar, la variante de la so zona xeográfica.

La llingua ye riqueza cultural y tamién va contribuir a dinamizar la economía. Too normal como pasa n’otres partes. Tenemos un patrimoniu cultural nuesu y singular: paisaxe, naturaleza, arquitectura, gastronomía, música, lliteratura y llingua propia, amás del castellán. Podemos ufiertar a los visitantes lo singular de la nuestra tierra, tolo que conforma les nueses señes d’identidá. Los que nos visiten van saber aprecialo. Quiciabes meyor que dalgunos de nós.

Tampoco podemos escaecer les connotaciones afeutives que tien una llingua pa los sos falantes. La llingua forma parte del nuesu corazón. Una llingua cola que nacimos, na que nos cantaron les primeres añaes, na que nos contaron los cuentos na infancia, na que nos riñeron y nos mimaron. Una llingua na que xugamos de pequeños y na qu’amamos, y muncho más. Poro merez l’apreciu y la consideranza de los asturianos, seyan o non falantes. Y, ¿por qué non? Amás merezse ser llingua oficial pa que seya valorada y tratada cola mesma dignidá y respetu qu’otres llingües del Estáu. Ye un derechu.

Compartir el artículo

stats