Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mariví Monteserín

Mariví Monteserín

Alcaldesa de Avilés

Mujeres partícipes de la transformación

La reivindicación de un derecho esencial como es la igualdad de oportunidades

Conmemoramos este 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, con el lema “Igualdad de género hoy para un mañana sostenible”, que evidencia la importancia de garantizar la participación de las mujeres en las grandes transformaciones que hoy vive el mundo.

La humanidad se enfrenta a grandes retos globales en los que las mujeres debemos estar presentes. De no estarlo sufriremos especialmente sus consecuencias. El desigual crecimiento de población a lo largo del planeta, unido a los efectos del cambio climático, generará importantes desafíos en los que las mujeres debemos ser protagonistas activas. La revolución digital hará que, en los próximos años, la mayoría de empleos generados estén ligados a las ciencias y al talento, ámbitos del conocimiento que deban contar con la presencia de las mujeres. Y la minimización, tanto de las acciones machistas como de las desigualdades, impulsadas por determinados sectores, puede suponer la pérdida de muchos derechos que tanto nos ha costado conquistar. Nuestra sociedad no puede aceptarlo.

La legislación nos dota de los instrumentos necesarios para garantizar la igualdad de oportunidades, pero es imprescindible que las mujeres seamos plenamente conscientes de la importancia de participar en esa transformación política, social y económica. Con esa convicción, desde el Ayuntamiento de Avilés trabajamos en todos los ámbitos, en el educativo, en el participativo, en el laboral, en la empresa.

Facilitamos el desarrollo de vocaciones científicas, especialmente entre las niñas y adolescentes, porque ahí se encuentra parte de nuestro futuro productivo y porque de su participación depende la reducción de la brecha salarial y tecnológica.  

Facilitamos a la juventud las herramientas para detectar y atajar cualquier rasgo de micromachismo.

Y avanzamos en el diseño de nuevos espacios que faciliten la participación activa de las mujeres, el desarrollo espacios de convivencia, el impulso y reconocimiento del talento femenino, la promoción de las mujeres en el mercado laboral y en el mundo empresarial y la concepción del feminismo como garante de la igualdad entre mujeres y hombres.

Cada 8 de marzo es un nuevo impulso en una lucha que las mujeres iniciamos en la exigencia de un derecho esencial como es la igualdad de oportunidades. Un derecho que hemos elevado a exigencia democrática y constitucional. Han sido grandes los logros conquistados pero siguen existiendo grandes amenazadas en una lucha que hoy, en un mundo en plena transformación, adquiere más importancia que nunca.

Compartir el artículo

stats