Blog 
DESDE LAS CINCO VILLAS
RSS - Blog de Manuel Estrada

El autor

Blog DESDE LAS CINCO VILLAS - Manuel Estrada

Manuel Estrada

Autodidacta en el mundo del periodismo; inicie mi andadura como corresponsal de la Nueva España en el concejo de Salas en el año 1976, también trabaje en idénticas funciones para La Voz de Asturias. Desde 1994 hasta el 2000 lleve la corresponsalia de La Nueva España en el Bajo Nalón y parte del Suro...

Sobre este blog de Asturias

Este blog, de carácter publico,pretende ser una ventana abierta a la opinión , la critica y el comentario, siempre desde el mas riguroso respeto a las personas y a las instituciones. En el trataremos aquellos temas de actualidad , tanto de carácter local, como regionales o Nacionales.


Archivo

  • 02
    Febrero
    2019

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Oviedo asturias

    EL GRAN EMBUDO DEL NALÓN EN PRAVIA..

    Las lluvias torrenciales de estos días pasados han vuelto a producir graves inundaciones y cuantiosos daños materiales en toda la geografía asturiana, sin olvidarnos de las cuatro personas fallecidas a consecuencia de accidentes relacionados con la lluvia.

    En el concejo praviano, el Nalón en su tramo final antes de desembocar en San Esteban de Pravia ha dejado tras de si un sin fin de daños materiales, aún sin cuantificar. No vamos nosotros aquí a detallar esos daños, pues de ese menester ya se ocuparan otras personas.

    El motivo principal de mi carta no es echar la culpa a nadie de lo vivido días pasados con el desbordamiento del Nalón a su paso por Pravia. Respeto mucho a quienes afirman que la Confederación Hidrográfica debería mantener los cauces de los ríos en mejores condiciones; eso es una obviedad que todos conocemos, que todos deseariamos se cuidara bastante más. Pero, curiosamente, hay una reflexión que nadie se está haciendo en estos momentos; algo que parece estar pasando desapercibido; y que desde mi modesto punto de vista es el quiz de todos nuestros males. Verán, la villa praviana y algunos de sus pueblos más próximos, como es el caso de Peñaullan o Agones, se encuentran situados en una cuota prácticamente cero a nivel del mar. ¿Qué quiere decir esto? Pues que si tenemos en cuenta que el Nalón, con 145 kilómetros de longitud, y una superficie de cuenca de 3.692 kilómetros cuadrados, es el río más caudaloso de Asturias; al que tenemos que sumarle su principal afluente, el Narcea, desde la localidad praviana de Forcinas, el cual también suma una longitud de 123 kilómetros y una superficie 1.135 kilómetros cuadrados de cuenca. Pues bien, si hacemos un simple calculo sobre la superfice hidrográfica de ambos ríos vemos que estamos hablando, nada más y nada menos, que de 4.827 kilómetros cuadrados de cuenca. Es decir, toda la precipitación de lluvia que se produzca en ese amplio territorio termina teniendo que pasar por debajo del puente de Peñaullan, de poco más de cien metros de longitud. Pravia constituye, por lo tanto, cuando se producen lluvias torrenciales y persistentes, un auténtico embudo hidrográfico, incapaz de absorber con fluidez los miles de metros cúbicos de agua por minuto que han de discurrir hasta su desembocadura en San Esteban de Pravia. Si a todo esto añadimos otros dos factores: La incorporación del rio Aranguin a la altura de la Azucarera, y el efecto rebote que producen las coincidencias con las pleamares, da como resultado final lo que todos hemos vivido con gran angustia estos últimos días en Pravia. Por desgracia, no existe ninguna varita mágica que nos libre de estos desbordamientos ocasionales. Por el momento el hombre aún no ha sido capaz de poder controlar a su antojo los factores atmosféricos. Las avenidas periódicas del Nalón, entre otros muchos daños materiales para el concejo praviano, a quienes más están afectando es a los cultivos de Kiwi, pues algunos de los propietarios de estas plantaciones han visto como el río se llevaba por delante muchas de sus plantas debido a la falta de una mayor protección en las márgenes del cauce del río. La composición arenosa y de sedimentación de estos terrenos de vega hace que la fuerza del agua corte estos como si fuera un trozo de mantequilla, causando verdaderas destrozos en las orillas de las fincas. Existe una gran preocupación en el concejo praviano, ya que las consecuencias catastróficas de estos desbordamientos pueden ahuyentar a posibles empresarios a seguir invirtiendo en la zona, especialmente a los relacionados con el cultivo del kiwi...

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook