Blog 
DESDE LAS CINCO VILLAS
RSS - Blog de Manuel Estrada

El autor

Blog DESDE LAS CINCO VILLAS - Manuel Estrada

Manuel Estrada

Autodidacta en el mundo del periodismo; inicie mi andadura como corresponsal de la Nueva España en el concejo de Salas en el año 1976, también trabaje en idénticas funciones para La Voz de Asturias. Desde 1994 hasta el 2000 lleve la corresponsalia de La Nueva España en el Bajo Nalón y parte del Suro...

Sobre este blog de Asturias

Este blog, de carácter publico,pretende ser una ventana abierta a la opinión , la critica y el comentario, siempre desde el mas riguroso respeto a las personas y a las instituciones. En el trataremos aquellos temas de actualidad , tanto de carácter local, como regionales o Nacionales.


Archivo

  • 11
    Febrero
    2019

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Oviedo asturias

    TENIAMOS RAZÓN...


    Este lunes se celebra en los Juzgados de lo penal de Avilés el juicio contra el ex primer teniente de alcalde de Pravia, el socialista Diego Cuervo, acusado de provocar un accidente mortal cuando conducía bajo los efectos del alcohol. No vamos a entrar ahora aquí en los detalles que llevaron al banquillo de los acusados a un nuevo político praviano. Nuestra carta lo primero es para agradecerle a LA NUEVA ESPAÑA la oportunidad que me ha dado desde 2017, año del accidente, de expresarme en libertad sobre este asunto, sobre el que creíamos tener razón.

    Teníamos razón el 6 de octubre de 2017 en nuestra primera carta, bajo el título “La tolerancia con el alcohol”. En dicha carta, en relación al tema que nos ocupa, decíamos: “Queremos hoy tocar este delicado tema social, pero centrándolo en la clase política que se ha visto pillada con unas cuantas copas de más al volante. Por aquello de la proximidad, comenzaremos por los más allegados, es decir, por los de Asturias. El 27 de julio pasado, el concejal y primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Pravia, Diego Cuervo, del PSOE, sufrió un aparatoso accidente, al filo de las 4 de la madrugada, cuando regresaba de celebrar una boda de un amigo en Salinas. En el desgraciado accidente perdía la vida un conocido vecino de Pravia; según Atestados, el edil socialista rebasaba ampliamente los límites de alcohol permitidos. Hasta la fecha, cumplidos ya los dos meses desde el accidente, el concejal del PSOE no ha abandonado su cargo, ni la FSA le ha expulsado del partido”.

    Teníamos razón en nuestro siguiente escrito, con fecha 6 de enero de 2018, bajo el título: “La falta de ética socialista”. En nuestra crítica, dirigida al máximo responsable de la FSA, decíamos cosas como esta: “Por eso hoy, señor Barbón, me dirijo a usted para hablarle de una cuestión que ustedes, desde la FSA, vienen sistemáticamente negándoles a los ciudadanos de este concejo; y especialmente a los que nos sentimos socialistas. Me estoy refiriendo a valores como la ética y la moral que los socialistas siempre hemos llevado como bandera. Mire usted, según la Real Academia Española, la ética tiene como principal objetivo ‘estudiar a la moral, analizar cómo se podría justificar un sistema moral y cómo esto se aplicará, ya sea a nivel individual como a nivel social. A su vez, en un ámbito cotidiano de las personas, se suele referir a la ética como una reflexión realizada sobre el hecho moral. El objeto principal de ética es estudiar los actos humanos que realizan de manera consciente y libre, y la bondad o maldad que puedan llegar a describir a éstos’. Estoy seguro, señor Barbón, que usted a estas alturas de mi carta estará preguntándose a qué viene todo esto que le cuento. Pues verá, resulta que hace casi medio año un concejal socialista praviano, cuyo nombre omito para que nadie se crea que tengo algo personal contra él, tuvo la mala suerte una noche del mes de julio del pasado año de tener un grave accidente de tráfico. Y también tuvo la mala suerte de que en aquel accidente falleciese un vecino de la villa de Pravia; pero lo peor de su mala suerte aquel día es que el concejal socialista, según los agentes de Tráfico que levantaron acta del atestado, dio positivo en la prueba de alcoholemia que se le practicó”.

    Teníamos razón nuevamente el 26 de agosto de 2018 en nuestra carta titulada “No es lo más acertado”. Entre otras consideraciones, escribíamos: “Leo en LA NUEVA ESPAÑA del pasado sábado, día 18, que el concejal y teniente de alcalde del PSOE en Pravia, Diego Cuervo, tras un año de baja por un accidente de tráfico en el que perdió la vida un vecino de la villa, se incorpora nuevamente a su despacho en el Ayuntamiento. Hasta aquí todo parecería normal; pero el tema es mucho más complejo y digno de un análisis (ojo, un servidor lo hará siempre desde la perspectiva que Cuervo tiene, como cargo público que es, nunca como ciudadano de a pie, el cual me merece todos los respetos); pues como les contaba, Diego Cuervo tuvo la mala suerte hace un año de sufrir un aparatoso accidente de tráfico cuando a las cuatro de la mañana regresaba de la boda de un amigo, en el siniestro moría un conocido vecino de la villa y el concejal socialista, según el equipo de Atestados, daba positivo en la prueba de alcoholemia que se le practicó, tanto en el lugar del accidente como posteriormente en el Hospital, donde estuvo ingresado un tiempo a causa de las heridas que también había sufrido.

    ”En aquellos momentos, la FSA emitió un comunicado de prensa en el que confiaba, ‘dada la gravedad de los hechos, en que el concejal, una vez recuperado, presentará voluntariamente su dimisión’. Sin embargo, un año después, con el alta médica en la mano, el concejal no sólo no dimite, sino que decide reincorporarse a su trabajo en el Ayuntamiento como si nada hubiese pasado.

    ”La noticia adelantada por este periódico ha creado un cierto malestar entre la ciudadanía praviana y, por supuesto, en la oposición conservadora. Desde el punto de la ética y la moral políticas, no parece lo más acertada la decisión tomada por el concejal Diego Cuervo, pues si bien es cierto que aún está por celebrarse el juicio, no lo es menos que sólo el hecho de superar la tasa de alcohol ya existe condena. Por tanto, al tratarse de un cargo público, y por dar ejemplo, debería haber dimitido al otro día del fatal accidente. Algunos cargos de su mismo partido, por una cuestión idéntica, abandonaron de inmediato todos sus puestos”.

    Teníamos razón en nuestra última carta, publicada el 19 de septiembre de 2018, titulada “Una tardía decisión”. En ella nos hacíamos la siguiente reflexión: “Leo en LA NUEVA ESPAÑA que el PSOE praviano y la FSA deciden, de común acuerdo, cesar al concejal Diego Cuervo de todos sus cargos en el Ayuntamiento por su implicación en el accidente de hace un año en el que falleció un vecino de la villa y en el cual el político había dado positivo en la prueba de alcoholemia.

    ”La noticia no me ha cogido de sorpresa; es más, era algo más que previsible y que desde esta tribuna pública de opinión habíamos pedido en numerosas ocasiones. Lo peor del cese de Cuervo es que nos ha llegado con un año de retraso. Un año en el que tanto el partido como el concejal han emborronado innecesariamente el nombre del PSOE.

    ”¿De qué les ha servido tanto a la FSA como al propio alcalde de Pravia alargar la agonía de la destitución del concejal? ¿Acaso siendo como son militantes socialistas no tenían claro que el código ético y de buenas prácticas de su partido desde un principio no se ajustaba a la desgraciada realidad de los hechos? ¿Por qué esa enfermiza manía de nuestros políticos locales de agarrarse al poder, y al sueldo, como a un clavo ardiendo?

    ”La historia, por desgracia, se ha repetido como en el caso del exalcalde Antonio Solar, nuevamente tiene que ser la justicia la que envíe a la calle a un cargo público de nuestro Ayuntamiento”.

    Hasta aquí el relato de unos hechos, tristes y desgraciados hechos porque en ellos ha perdido la vida una persona. Ahora será la justicia la que dicte sentencia sobre los mismos. Dicho todo esto, quiero reiterar a LA NUEVA ESPAÑA el que a lo largo de todo este tiempo me haya concedido la oportunidad de expresarme libremente sobre este asunto. Un pueblo sólo será más libre si sus ciudadanos se pueden expresar en libertad.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook