Blog 
Mirando pasar la vida
RSS - Blog de Eduardo Garcia

El autor

Blog Mirando pasar la vida - Eduardo Garcia

Eduardo Garcia

Un cronista ocasional y distraído que mira pasar la vida y a ratos perdidos, o encontrados, se sienta a contar sus impresiones.

Sobre este blog de Sociedad

Serán cuatro letras volanderas que no llegarán muy lejos...


Archivo

  • 09
    Junio
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    SOCIEDAD Oviedo

    El tablón de Sánchez

    Una democracia viene a ser como una pared blanca en la que hay un gran tablón de corcho donde los distintos poderes que la conforman cuelgan carteles y proclamas para que el pueblo sepa... Debajo del tablón hay un gran cofre, cerrado, en el que estos poderes guardan abundante material gráfico, con la intención de ponerlo a la vista en su momento, o dejarlo allí durmiendo el sueño de los papeles mudos.

    Lo que cuenta, a efectos del conocimiento ciudadano, es lo que se cuelga en el tablón. Eso es de lo que hablan en la plaza el ama de casa y el barrendero; y en la cafetería, la empleada de banca y el camarero; y unos con otros, y otros con unos, configurando así la gran red de palabras que construyen las opiniones que, en las democracias, devendrán en su momento en votos que otorgarán  el poder de gestionar el muro...  

    El muro de Rajoy, bastante bien encalado en el inicio de su tiempo, atendido por un número respetable de gente dedicada a su cuidado, lució bastante bien hasta que fueron enmierdándolo sus más allegados paladines con miserias de corrupción envueltas en palabras de hipocresía y gestos de soberbia. Rato, Granados y González, Rita, Camps y la gran falla del chanchullo valenciano, Mata I de Mallorca con la sombra de su Señor siempre presente, Bárcenas y The Gurtel boys, con la presencia del propio Rajoy en una sombra demasiado próxima, y todos esos individuos -y tantos y tantos... ¿Cómo habrá en su mesa sillas para tantos?...- que tuvieron puestas vistosas gorras de poder, todas con los emblemas del P P, unos luciéndolas con elegancia de dandis, y otros calándolas en sus cabezas cuadradas de brutos nada nobles... Lo cierto es que entre todos ensuciaron el muro de Rajoy y llenaron el tablero de su mandato de carteles de papeles que cantaban robos y mordidas, prevaricaciones varias y sentencias condenatorias. Tal fue así que envalentonaron al líder de la oposición, el cual le apeó del machito del poder en mucho menos de lo que duran unas fiestas patronales...  

    Veremos qué se escribe y se dibuja ahora en el tablón de Sánchez, y veremos cómo se atiende a la limpieza del muro que lo sustenta. De momento tiene menos gente para cuidarlo pero todos parecen tener las manos limpias y casi todos tienen buena letra...

    Sin embargo los ciudadanos miraremos  el muro y su tablón con algún escepticismo mezclado con una confianza de fondo en sepia... Sabemos de sobra que en los tejados de muchos hombres de poder, las vigas de la honradez y la decencia aguantan mal el paso y el peso del tiempo...

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook