Blog 
POESÍA DESBOCADA
RSS - Blog de Lauren García

El autor

Blog POESÍA DESBOCADA - Lauren García

Lauren García

Letraherido ferviente de sangre y castigo.

Sobre este blog de Cultura

Este espacio aboga por la inmediatez de la poesía y la literatura. Una apuesta por la creación poética como parte inherente del mundo; la propiedad insalvable de la voz en esencia pura e incorruptible.


Archivo

  • 11
    Julio
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Cultura Oviedo

    El lenguaje de la transgresión de Miguel Ángel Gómez

    Nada hay más transgresor que el lenguaje podría decirse al leer algunos poemas de Miguel Ángel Gómez, uno de los autores más prolíficos que ha dado la literatura asturiana en los últimos tiempos. En sus versos se palpa el tránsito por el filo de la vida, esos bordes tan proclives a convertirse en poemas. En su último libro "Sombra", editado por la activa editorial astur "Camelot", reflexiona sobre la condición de poeta de tinta borrosa, con homenajes en voz alta a Jack Kerouac o Sharon Olds, y deambula en los pasos inciertos de las marejadas del amor. La palabra dulcifica, pero también duele como un animal herido.

     

     

    A TI

     

    Te amo, Todopoderosa, como una de cada veinte personas es voyeur.

    Como una de cada cien personas

    es espectral. Como una de cada diez

    mujeres es sirena. Como uno de cada diez

    hombres es percusionista en potencia. A lo largo

    de las orillas los árboles se inclinan pesadamente

    con la sensación de desintegrarse. Cuando el viento

    se levanta y los llena con un murmullo

    rumoroso, derrama algunas lágrimas

    rápida y furiosamente, mientras pasa el agua

    tan sentimental en torbellinos. Y la primera cosa

    que haces es dirigirte a la mesa para ver

    cuántas páginas he producido.

    Por eso te amo y digo: "¿quieres que me desangre

    hasta morir?"

     

    Te amo como un asno salvaje

    que olfatea el placer en el aire

    al verte entre un mar de hembras que gimotean,

    ojos, narices, dedos, cálidos senos,

    orgasmos vivaces, te amo

    con la satisfacción gatuna de que todo

    está en su sitio, soy pájaro neorrabioso,

    soy juglar, contorsionista, snob,

    tengo un cardumen de frases mortíferas,

    soy insaciable, mal-herido, una utopía sofisticada

    que se hace una casa y le pone una baldosa

    que dice: "Bienvenidos los que llegan a este hogar";

    soy el que está cuando se te niega una puerta,

    un búfalo cuando

    se te niega una cucharita, sin saber

    disparar, me dan miedo los fusiles, los hiero,

    los desmiembro.

     

    Otra cosa: cuando no has pegado ojo en toda la noche

    te amo, deseo tu amor bien hilvanado,

    digo mesos mercuriales, digo esquirlas de vidrio azul

    cuando oscilan los ojos entre periódicos rusos

    y volvimos a oír las palabras

    de los hermanos Karamázov

    en el arco eter de McDonalds,

    las oímos pasar página tras página

    con la observación más minuciosa,

    con la introspección más loca,

    y te amo cuando los ciervos copulan deslizándose

    suavemente, sin saltar, cuando tu cuerpo canta

    ->¿días? ¿meses?-

    o cuando escucho un gemido por la radio

    procedente de la trinchera de los condenados.

     

     

    EL INVASOR

     

    He cortado tus cuerdas invisibles de marioneta

    neurasténica.

    He dilatado tu pena como la proa de un acorazado.

    Encendido una fogata para los dos

    para vernos sin dar rodeos.

    He juntado tus poemas desafiantes

    y los até con furia paroxística.

    He traído los murciélagos que salían

    volando del campanario.

    También las cucarachas y las chinches

    están encerradas a salvo.

     

    No me voy. Mi mujer con fama

    de criminal-dócil nunca-, yo soy

    el que aparece en tus sueños,

    el que no se arrepiente ni fatiga ni duda.

    Soy un cazador de cabelleras.

     

     

    MIGUEL ÁNGEL GÓMEZ- "SOMBRA"- EDICIONES CAMELOT- 2018

     

     

      

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook