Blog 
POESÍA DESBOCADA
RSS - Blog de Lauren García

El autor

Blog POESÍA DESBOCADA - Lauren García

Lauren García

Letraherido ferviente de sangre y castigo.

Sobre este blog de Cultura

Este espacio aboga por la inmediatez de la poesía y la literatura. Una apuesta por la creación poética como parte inherente del mundo; la propiedad insalvable de la voz en esencia pura e incorruptible.


Archivo

  • 12
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Oviedo

    Las soledades pobladas de Karmelo C.Iribarren

    Tomando un café en un San Sebastián natal con el día por delante sacando punta a las nimiedades de un bar para modelar un poema, o bebiendo una copa cuando se agitan las últimas banderas de la noche; así se imagina uno a Karmelo C. Iribarren, (1959), tras leer buena parte de sus poemas. La extrañeza como sentimiento propio y ajeno: "La vida sigue-dicen-,/pero no siempre es verdad. A veces la vida no sigue. A veces solo pasan los días". En otoño verá la luz una antología de su obra en Visor, en Primavera otra en Aguilar. Palabras sencillas, justas y necesarias. Las metáforas del misterio en la arruga de vivir.

     

     

    ELOGIO DE LAS NUBES

     

    Me obligan a pensar en el paragüas

    -ese artilugio humanizado

    sin que mi vida no sería la misma

    lo que ya es un tanto a su favor;

    pero además de eso,

    cuando se quedan unos días

    quietas

    sobre los tejados y las chimeneas,

    consiguen que me olvide del universo

    -se acabaron las galaxias remotas,

    las preguntas sin respuesta

    y los años luz-,

    y eso es algo os aseguro,

    que a un pequeño ser

    humano como yo le tranquiliza mucho.

    Queda, finalmente, el asunto

    de mi sombra,

    de nuestra-a veces-difícil relación.

    Cómo explicarlo: si no fuera por ellas,

    por la posibilidad que nos ofrecen

    -sobre todo en invierno-

    de darnos un respiro el uno el otro,

    lo mismo hubiésemos roto

    hace ya tiempo.

    Con lo que eso hubiera significado

    para mí.

     

    ASÍ TERMINA A VECES EL AMOR

     

    En las paredes,

    donde estuvieron sus fotos

    quedan aún manchas

    blancas.

     

    Parecen pequeñas lápidas.

     

    La casa toda un cementerio.

     

    EL QUE NO ME ATREVÍ A SER

     

    A veces pienso en el otro,

    el que no me atreví a ser.

     

    El que estaría en este

    instante a su lado,

    y no el que está aquí

    escribiendo estas palabras;

     

    o quizás ese que, ahora

    mismo, en el último bar

    del último rincón del mundo,

    acodado en la barra, frente a

    su última copa,

    se estaría preguntando

    por qué hizo lo que hizo...

     

    Pero después de haber vivido.

     

    KARMELO C.IRIBARREN- POEMAS INÉDITOS

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook