Blog 
PUNTÁ CON FILO
RSS - Blog de Niel Alvarez

El autor

Blog PUNTÁ CON FILO - Niel Alvarez

Niel Alvarez

- Director, guionista, productor, reportero y colaborador de programas de radio. Comunity Manager en foros durante OT4, GH7, y CINE de Portalmix (Endemol). Colaborador Revistas Digitales.

Sobre este blog de Asturias

Blog de Sociedad, Cultura y Ciencia. Caminando hacia un pensamiento crítico y analítico.


Archivo

  • 14
    Diciembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Oviedo asturias

    LA FILOSOFÍA NUNCA MUERE.

    Tiempos aciagos corren para la filosofía académica, digo bien “académica” por el ya consabido ostracismo al que la ha enviado la nueva ley de “des-enseñanza”, y porque pese a que la ignorancia de quienes nos dirigen elimina esta disciplina de las aulas, lo cierto es que la Filosofía con mayúscula y como tal, es imposible acabar con ella, y me explico;
    Salvedad indeseable sería que los seres humanos sucumbiéramos a la supuesta comodidad de quienes nos ofrecieran dejar de pensar para regresar a etapas oscuras de nuestra historia.

    Si nos salimos del mundo académico, y dotamos a la filosofía de identidad social a través de adjetivos menos ambiciosos como el de “Pensador”, veremos cómo se convierte en un “árbol de hoja perenne” con el que no se puede acabar tan fácilmente e incluso puede recuperar el atractivo del que gozaba en tiempos helénicos. Sin embargo dentro del academicismo posee bastantes más problemas y debates internos que los que provienen de una política ideológica intrusista.

    Podríamos decir que el primer problema que ha tenido siempre, desde sus inicios la Filosofía es el de su propia definición. Muchos son los eruditos que han tratado de dotar de un significado claro a esta disciplina, sin embargo pocos han logrado definirla apenas satisfactoriamente para el deleite intelectual de una pequeña minoría, y muchas han sido las disensiones que han surgido en el seno académico ante dichos intentos. A esto debemos añadir que la filosofía que ha realizado el esfuerzo de ser práctica en la resolución de preguntas (sobretodo existenciales o metafísicas), no ha resuelto ninguna sin añadir nuevas incógnitas a los posibles argumentos con los que trataba de resolverlas.  Por si esto fuera poco, las ciencias han ido ocupando cada día más terreno en la explicación de la realidad, y disciplinas como  la biología, la neurología, la psicología, la psiquiatría… Le han ido sustrayendo espacio y respondiendo aquello que la filosofía no ha sabido responder durante siglos.

    Si bien estos son algunos de los principales “males” de la filosofía académica,( además del desafortunado incidente con la nueva ley de enseñanza), no es menos cierto que aun así es posible que pueda seguir gozando de buena salud y popularidad si se reconducen sus aspiraciones hacia una efectiva enseñanza fundamentada en la historia del pensamiento, en las influencias del pensamiento individual y colectivo, y qué duda cabe de la formación del alumnado en el pensamiento crítico, analítico y lógico, en definitiva científico.

    Tras este agravio institucional contra la filosofía, este es el momento ideal que deberíamos aprovechar para comunicarla fuera del aula, de manera sencilla a toda la gente que se interese por ella, que no es poca, como hacen ya algunas revistas digitales y en papel, como hacen algunas asociaciones culturales y como se hace a través de eventos como los “cafés filosóficos” entre otros medios.

    En mi opinión filosofar es pensar sí, pero no debemos conformarnos con hacerlo simplemente, sino hacerlo bien, con capacidad resolutiva ante las dificultades que nos procura la realidad diaria.

    Saludos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook