Blog 
Selviella
RSS - Blog de ramon fernandez

El autor

Blog Selviella - ramon fernandez

ramon fernandez

Me dedico al marketing en General, creación de páginas webs, posicionamiento web y gestión de redes sociales.

Sobre este blog de Asturias

Me gusta Asturias, de donde es mi padre y casi yo, aunque nací en Madrid me crié ahí, pasaba largos periodos en mi aldea con mi Abuela. Trabajo en la empresa OMB Gestión


Archivo

  • 29
    Agosto
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

     
    Oviedo asturias

    Ley de segunda oportunidad (la ley que perdona tus deudas)

    ¿Tiene numerosos inmuebles y en este momento no puede pagarlos? ¿Su ex pareja no asume la parte de los créditos que poseían de en matrimonio y el banco le reclama el 100%? ¿Avaló en lo personal su negocio que se va a pique o a su hijo para que comprase una casa que en este momento no puede abonar?

     Para salvar a particulares y autónomos cuando están con el agua al cuello, el Gobierno de Rajoy aprobó el último año la ley de segunda ocasión fomentada por el FMI. Una clase de quiebra para socorrer a personas físicas de la insolvencia, incluida en la Ley Concursal.

     Los profesionales consultados coinciden en que este articulado, impulsado por una directiva europea, es tan «restrictivo» en la situación de España que no se utiliza para lo que se legisló. Y sucede que, aquellas deudas con más peso en la economía doméstica y empresarial no se perdonan y, en consecuencia, persiguen al moroso el resto de su historia. A entender, aquellas contraídas con Hacienda y la seguridad social, que son exactamente la mayor parte que acumulan los autónomos, las hipotecarias o con garantía real, salvo que el banco decida ejecutarlas, y, en caso de divorcio, la manutención.

     ¿Cuáles quedan exoneradas?

    Aquellas facturas de la luz o del teléfono, de la tarjeta de El Corte Inglés, bancos, o de la Visa, del crédito con el Cofidis de turno. De todas formas, la parte no cubierta suponiendo que la vivienda salga a subasta, con permiso de la entidad financiera.

    Ley de segunda oportunidad (la ley que perdona tus deudas)

    Las cantidades demuestran que no es una alternativa que se contempla. Hace diez años, justo un año antes del estallido de la crisis financiera, sólo se produjeron 68 concursos de personas físicas (particular y autónomo). Un año luego, la cifra se duplicó. Acorde se agudizaban las turbulencias económicas el número fue creciendo hasta llegar a un más alto de 1.175 en 2012. En la actualidad, suponen únicamente el 16% de los concursos de acreedores. El resto corresponde a pequeñas y medianas compañías (pymes), primordialmente, según un reporte de PwC, con datos del BOE.

     ¿Quién puede favorecerse?

    Particulares y autónomos con deudas no superiores a cinco millones de euros. Tienen que amontonar un retardo de tres meses en el pago de sus obligaciones con las arcas públicas y no abonar en el transcurso de un lapso continuado facturas a diferentes operadores.

    De igual modo, la persona física debe ser insolvente de buena fe. Esto es: que su circunstancia de impago no haya sido adrede, que haya tenido intención de realizar los pagos sus deudas, que haya tratado de negociar con sus acreedores un plan de pagos y que no haya cometido delito alguno.

    Acuerdo extrajudicial

    El trámite para acogerse a esa supuesta segunda ocasión contempla dos fases. No son excluyentes, pero penaliza no pasar por el aro de la primera. Oséa, para ser considerado moroso de buena fe hay que intentar llegar a un convenio fuera de la justicia de pagos.

    Así, para arrancar el desarrollo debe de asistir a un notario. El que desee, y pedir los servicios de un mediador que le ayude a llegar a un convenio con sus acreedores. Se necesita el acompañamiento del 60%.

     La parte efectiva es que se paraliza la ejecución de facturas y es una etapa eficaz. La verdad es que no hay varios expertos que quieran ocuparse a la mediación. Una tarea facultativa, que para el profesional no piensa enormes emolumentos, pero que para el moroso es caro. Las tarifas no están fijadas por ley, como es en la situación de la segunda etapa, y el abogado le puede cobrar lo que desee.

    Gracias a nuestro bufete de abogados esto ya no es problema y hemos solucionado ya muchos casos y sabiendo cómo está el patío solo pedimos una mínima cuota mensual y siempre a razón de lo que la persona perciba de sueldo, siempre le será mucho más sencillo librarse de la deuda y contraer una pequeña cuota con los abogados por los trabajos realizados.

    Además en nuestro bufete no cobramos por el primer estudio de la situación que usted se encuentre, primero le informamos le pedimos las deudas contraídas y si el caso se ve claro, sol o en ese orden procedemos a la lucha en los tribunales.

    En esta segunda etapa, el desarrollo se judicializa. Se asigna un gestor concursal. Como no hubo acuerdo de quitas y esperas con los acreedores, se pasa de manera directa a liquidación, para eso están nuestros expertos abogados, para no dar palos de ciego y llegar al fondo del caso y con ello conseguir el perdón total de las deudas.

    El resto de facturas van a ser condonadas. Si el moroso no acudiese a un convenio fuera de la justicia y fuera de manera directa al certamen, va a tener que abonar el 25% de las deudas con los acreedores ordinarios y subordinados. A entender, la compañía de telefonía, la eléctrica, proveedor....

    El trámite está encorsetado en una ley creada para la suspensión de pagos de compañías. En este sentido, el privilegio del crédito público es un «sin sentido», para los profesionales. Algo que no sucede en países vecinos. Precisamente, la mayoría de las deudas de los autónomos tienden a ser exactamente con Hacienda y Seguridad Social. «Debería considerarse como una deuda más, susceptible de ser condonada, sino es realmente difícil que se levante cabeza», dicen.

    Necesita más información sobre la ley de segunda oportunidad, pinche aquí

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook