Blog 
Susu in the sky
RSS - Blog de Susana Moll Sarasola

El autor

Blog Susu in the sky - Susana Moll Sarasola

Susana Moll Sarasola

Soy cantautora y madre de dos hijos.

Sobre este blog de Sociedad

En este espacio me gustaría tratar temas de diversa índole. Me interesan tantas cosas!


Archivo

  • 26
    Abril
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Oviedo

    Agua que cura

    Agua que cura

    Foto de Cesc Sales, Lago Jökúlsaron (Islandia)

     

    Agua que cura

    Creo en la bondad de la gente y en las palabras y pensamientos hermosos que emiten buenas vibraciones.

    Creo en el poder sanador de la música, y también en esas verdades como puños que rescata el sentido común a lo largo de los siglos.

    Que el dolor es una oportunidad para crear no es sólo una frase bonita.

    Uno no valora completamente lo que tiene hasta que lo pierde.

    Por eso la pérdida encajada con entereza puede llevarnos a la sabiduría.

    La negación de la pérdida o su no aceptación podría convertirse en amargura o sufrimiento crónico. Pero no debemos hundirnos en el pantano de la tristeza.

    Más incluso que lo que nos sucede, el quiz de la cuestión radica en cómo nos lo tomamos; cómo encajamos la vida es más importante incluso que la vida en sí misma. Y es clave analizar cómo nos hablamos y cómo hablamos a la gente que nos rodea.

     

    Somos agua, materia orgánica y conciencia.

    Nuestro cuerpo está compuesto en un ochenta por cien de agua.

    El agua fluye, y nos ayuda a fluir. Pero además, la ciencia ya ha demostrado que el agua cura por que retiene una  valiosa información vibracional que incluso puede alterrar su composición.

    Gracias al doctor japonés Masaru Emoto y sus famosas fotografías y experimentos sobre los mensajes del agua conocemos más detalles sobre las emociones destructivas.

    Emoto logró fotografiar la tristeza, la rabia, el caos, el odio.

    Investigó y fotografió agua expuesta a distintas piezas musicales. Desde música clásica hasta heavy metal. El resultado de sus investigaciones es apasionante. Los cristales resultantes del agua expuesta a pensamientos y palabras o melodías musicales armoniosas y positivas lucían hermosos y bien estructurados. Por el contrario, el agua expuesta a mensajes negativos creaba formas caóticas y desagradables. 

    Además, Emoto inventó un tipo de agua curativa a la que puso por nombre agua hado y con ella logró curar múltiples dolencias a miles de pacientes.

    No es lo mismo el agua del grifo que el agua del manantial. Ni a nivel de composición ni a nivel de carga vibracional. Sin embargo Emoto logró también fotografiar hermosas imágenes de gotas del agua del grifo de ciudades como Tokyo cuya contaminación es evidente. Ese agua concretamente se expuso a pensamientos y palabras positivas de grupo. Y los resultados fueron formas tan bonitas como las resultantes del agua de manantial. 

    Concluimos que aunque la contaminación es un hecho no deseable sus efectos varían también en función de cómo nos la tomemos. La gente a veces se muere de pura angustia.

    Por ello cómo encajemos las cosas es clave. Y como somos agua, materia orgánica y conciencia, si queremos ser felices deberíamos hablar y hablarnos con más amabilidad y cariño.

     

    Agua que cura 

     (fotos de cristales del agua y sus mensajes)

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook