30 de junio de 2020
30.06.2020
La Nueva España
Crisis del coronavirus

El 73% de los españoles cree que la crisis climática es tan importante como la del COVID

Según un estudio, más de la mitad cree que en el futuro habrá más gente luchando por el planeta

30.06.2020 | 15:02
Mascarillas, en el suelo

El 73 por ciento de los españoles considera que la crisis climática es, a largo plazo, tan importante como la del COVID-19 y considera que el mercado de segunda mano tiene un impacto positivo para el desarrollo sostenible, al tiempo que favorece la economía circular y el 44 por ciento considera que la principal ventaja del consumo de segunda mano es que permite reducir residuos, según un estudio realizado por Ipsos para Wallapop.

El estudio 'La red del cambio: Los consumidores frente al reto de la recuperación sostenible', concluye que el 60 por ciento de los españoles asegura haber mejorado su opinión sobre el mercado de segunda mano en los últimos años y que cerca del 30 por ciento piensa en la opción de la segunda mano antes de adquirir algo nuevo.

En esa línea, cerca del 50 por ciento afirma que intenta vender lo que ya no necesita y la mitad asegura que va a incorporar la segunda mano en sus hábitos de compraventa. De hecho, Wallapop tiene en España su mayor mercado-país, con un total de 15 millones de usuarios.

Durante la presentación del informe, el responsable de prensa en España de Wallapop, Carlos Macho, ha celebrado que el consumidor se siente "responsable" de los cambios de paradigma de consumo ya que en su opinión se vota, no cada cuatro años, sino cada vez que compra algo y ha celebrado el papel "facilitador" de Wallapop que logra que cada año "miles de objetos tengan una segunda vida".

Macho ha indicado que el estudio se realizó a principios de año y se iba a presentar pocos días antes de la declaración del estado de alarma pero tras su cancelación ahora ha sido actualizado para conocer el impacto del COVID-19 en el consumo.

Si bien, ha celebrado que el coronavirus "no ha cambiado esencialmente nada" en cuanto a las tendencias de crecimiento del consumo sostenible y afirma que, de hecho, la mitad de la población siente "que la recuperación económica no puede ser a pesar de cualquier cosa", sino que es un hecho de "corresponsabilidad".

En este contexto, ha subrayado que el informe refleja que el 87 por ciento de los consumidores se ve "capaz de influir en los cambios" tras la pandemia una época en la que han surgido redes de colaboración y solidaridad y en la que el 80 por ciento de los españoles buscará productos más sanos o respetuosos y, el 60 por ciento de la población quiere evitar productos nuevos a través de la opción de la segunda mano.

El estudio concluye también que el 51 por ciento cree que en el futuro habrá más gente luchando por proteger el medio ambiente tras la pandemia del coronavirus y el 48 por ciento de los españoles, sin embargo, no está de acuerdo en que los gobiernos se centren en recuperar la economía a toda costa en primer lugar, especialmente si eso significa tomar medidas que sean perjudiciales para el medio ambiente.

Además, la encuesta apunta también que el 62 por ciento de los españoles apoya una recuperación verde tras la crisis del COVID-19 que el 87 por ciento estima que puede influir en los cambios tras la pandemia.

El 37 por ciento admite que intentará cambiar sus hábitos para pensar en el bien colectivo y el 77 por ciento se ha propuesto intentar comprar más en el comercio local y de proximidad.

Conciencia y hábitos

En la presentación on-line del estudio ha participado también el director ejecutivo de Wallapop, Rob Cassedy, que ha manifestado que la pandemia ha enfrentado a la humanidad a "situaciones tremendamente complejas y delicadas" pero también ha dejado expuestas las grietas más profundas del sistema y, además ha devuelto el espacio para pensar y plantearse en detenimiento como abordar todo el trabajo que hay por delante.

En concreto, ha subrayado que el estudio concluye que la sociedad española no sólo está preparada para los cambios de consumo que exigirá esta crisis sino que una gran parte ya los estaba poniendo en marcha antes de la pandemia. "Lo vemos en nuestra parcela del mundo, donde más de 15 millones de usuarios venden lo que ya no usan y compran lo que necesitan para dar una segunda vida a sus objetos", ha manifestado Cassedy.

En la presentación, Cassedy ha celebrado también que el informe concluye que el 83 por ciento de los españoles se considera tan responsable del problema medioambiental como instituciones, empresas y otros organismos y que el consumo responsable es una tendencia al alza. Además, más del 95 por ciento dice realizar al menos una acción para ser más sostenible siempre o casi siempre y el 79 por ciento hace esfuerzos por ahorrar agua y energía en el hogar, mientras que el 74 por ciento afirma separar basuras para su reciclado y el 72 por ciento piensa si realmente necesita algo antes de comprarlo.

Más de la mitad piensa ser más sostenible en el futuro. En el contexto post-pandemia, de acuerdo con la encuesta, el 80 por ciento de los españoles seguirá buscando productos que son más sanos y más respetuosos con el medio ambiente tras la cuarentena por coronavirus.

Por otro lado, el 60 por ciento afirma estar dispuesto a evitar productos nuevos y favorecer la reparación o comprar de segunda mano en la nueva normalidad. De hecho, la mitad de los encuestados dice que incorporará la segunda mano en sus hábitos de compraventa en el futuro próximo ya que el 70 por ciento es consciente del impacto positivo del mercado de segunda mano para la economía circular.

Durante los últimos tiempos, dos tercios de los españoles asegura haber mejorado su opinión sobre el mercado de segunda mano en los últimos años. El estudio ha sido realizado por Wallapop en colaboración con Ipsos para explicar la valoración de los españoles sobre el consumo sostenible.

La encuesta, vía online, se ha realizado a 1.000 personas de entre 16 y 60 años residentes en toda España menos en las ciudades autónomas de Ceuta Y Melilla y tiene un error muestral de 3,16%. La encuesta se realizó entre el 7 y el 13 de enero de 2020 y se actualizó en junio de 2020.

Así, tras la pandemia, el 51 por ciento los encuestados ha expresado que se verá más gente luchando por proteger el medio ambiente y que el 87 por ciento cree que puede influir en los cambios que vendrán y el 37 por ciento admite que intentará cambiar sus hábitos individuales para pensar en colectivo.

Las prioridades a largo plazo cambiarán y los ciudadanos se enfocarán en su comunidad más cercana. De hecho, el 80 por ciento seguirá buscando productos más sanos y respetuosos con el medio ambiente y el 77 por incorporará el comercio local a su consumo habitual.

En cuanto a hábitos más sostenibles, dos tercios de los españoles están dispuestos a evitar productos nuevos, favoreciendo la reparación o comprando de segunda mano y una mayoría (88%) declara que separar los residuos y reciclar ya son parte de su nueva rutina post-coronavirus.

En este contexto, Cassedy ha defendido que la historia de Wallapop es "la historia de la sostenibilidad" y que su fin, precisamente es crear un mundo más sostenible y circular para lograr un planeta más sostenible y dar un nuevo uso a objetos que terminarían en la basura.

"Obviamente la crisis del COVID-19 ha movido nuestros pilares y nos tenemos que adaptar pero el objetivo y propósito no han cambiado en el mercado más grande de la empresa a nivel mundial", ha asegurado.

Finalmente, ha defendido que el compromiso de la empresa es "más con los consumidores que con las instituciones" para que la economía circular se mueva rápido de modo que su objetivo de aquí a 2030 para Wallapop es lograr que "todo el mundo", cuando piense en adquirir algo, inmediatamente piense en el mercado de segunda mano de Wallapop antes de comprar un objeto nuevo así como seguir fomentando que el consumo cada vez sea mayor y más fácil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook