08 de abril de 2008
08.04.2008
 

El Ventolín de Piedras Blancas realizó un mal partido en la cancha del colista, el Santa Rosa, aunque pudo empatar con un gol de Pablo en el último minuto

02.04.2008 | 02:00
El Ventolín de Piedras Blancas realizó un mal partido en la cancha del colista, el Santa Rosa, aunque pudo empatar con un gol de Pablo en el último minuto

Avilés, Juan C. GALÁN


El Amigos de Soto logró frenar su mala racha de resultados con un importante triunfo en la cancha del Cerredo. Una victoria que le permite alejarse de los puestos conflictivos de la tabla y mirar hacia el futuro con mayor optimismo. El Ventolín de Piedras Blancas, por su parte, no pudo pasar del empate en una pista, la del Santa Rosa de Nava, a priori asequible.


El Amigos de Soto tuvo que emplearse a fondo para alzarse con los tres puntos en Cerredo. A pesar de su dominio, los sotobarquenses se fueron al descanso con un 2-1 en contra. Un resultado que encorajinó al Amigos de Soto en la reanudación. Una actitud que le permitió remontar el marcador con cinco goles en la segunda parte que terminaron por hundir al Cerredo.


El Ventolín, por su parte, patinó en la cancha del colista, el Santa Rosa de Nava. Los castrillonenses volvieron a tirar la primera parte y tuvieron que nadar contracorriente durante el resto del partido. Sólo a base de acciones individuales era capaz el Ventolín de hacer daño al último clasificado de la tabla.


La falta de actitud, que había sido la tónica de los de Piedras Blancas durante gran parte del encuentro, varió en los últimos cuatro minutos ante el peligro real de cosechar una derrota. Fue entonces cuando el Ventolín apretó los dientes para conseguir el empate en el último suspiro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook