15 de abril de 2008
15.04.2008
 

El joven brasileño, de 12 años, alumno de sexto de Primaria en el Colegio Lorenzo Novo Mier, recibió el premio «Ciudad de Oviedo» al mejor jugador en categoría infantil

09.04.2008 | 02:00
Jan Anunciação.

Oviedo,

Marco RODRíguez

Llegó de Brasil en 2002 junto con su madre y ya es un español más, un asturiano más. Sus rasgos físicos le delatan, pero si se le escucha hablar y, sobre todo, si se tiene el privilegio de verle jugar a los bolos, nadie afirmaría que Jan Anunciação Vieira nació en Salvador de Bahía.


Este joven, de tan sólo 12 años, alumno de sexto de Primaria del ovetense Colegio Lorenzo Novo Mier, es la nueva gran promesa de nuestro deporte autóctono por excelencia, por el que siente pasión y del que ya ha recibido alguna recompensa, como el hecho de recoger de manos del alcalde de la ciudad, Gabino de Lorenzo, el premio «Ciudad de Oviedo» al mejor jugador en categoría juvenil, el pasado mes de marzo.

Acompañado de su profesor de Educación Física y monitor, Adolfo Suárez, y de sus compañeros, entre ellos la venezolana Andreína Campero, y tutelado por el vicepresidente de la Federación Asturiana de Bolos, Pepe Fuente, Jan insiste a diario en mejorar su estilo, con la ilusión de emular algún día a los grandes. Hoy por hoy, está en un buen lugar para conseguirlo, pues el Lorenzo Novo Mier ha sido el vencedor en bolos de las tres últimas ediciones de los Juegos Deportivos del Principado.

éste es, sin duda, un ejemplo de integración. «Campeones» pudo comprobar in situ cómo jugar a la cuatreada es para este asturiano de adopción un aliciente para sentirse querido, incluso admirado por los demás niños.

-¿Cómo llega a Oviedo?

-Con mi madre, en enero de 2002. Fue por motivos personales, y ya nos hemos quedado aquí. Yo tampoco lo recuerdo muy bien, sólo tenía 6 años.

-¿Y cómo le dio por jugar a los bolos con la oferta tan amplia que existe?

-Fue gracias a Adolfo, el profesor de Educación Física, que me enseñó, y seguí. Además de jugar y eseñarnos la técnica, nos pone vídeos, nos enseña a contar, y es muy divertido?

-¿Va a seguir jugando?

-Sí, sí, estoy muy ilusionado. No sé por qué la gente cree que algún día lo dejaré. Yo practicaba otros deportes, pero ahora estoy volcado con los bolos.

-¿Qué otros deportes le gustan?

-El fútbol y, sobre todo, el balonmano. Llegué a jugar en el Balonmano Base Oviedo, pero lo acabé dejando porque no tenía tiempo para todo.

-¿Cómo se definiría como jugador?

-Me considero mejor jugador para la mano que para el pulgar.

-¿Y quién es su referente?

-Bernardo. Es muy buen deportista y además campeón del mundo. Ya he coincidido con él en alguna bolera y me saluda y todo. Además ganó el torneo del millón...

-¿Qué le dicen sus compañeros de clase?

-Lo ven muy bien y me felicitan. Algunos me ven jugar y, aunque no saben contar, dicen que soy muy bueno.

-¿Qué sintió cuando le dieron el premio «Ciudad de Oviedo»?

-Pues al principio muchos nervios y un poco de vergüenza. Después fue muy emocionante, e incluso el Alcalde me mencionó en su discurso.

-¿Cuáles son las próximas competiciones?

-La del colegio, y a lo mejor juego también el memorial «Tino el Panadero». Pertenecí a esa peña, y si ahora me tengo que ir a vivir a Ciaño tendré que cambiar. Por la zona de la Cuenca hay varias, como las de Barredos, Blimea y Prau la Güeria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook