24 de abril de 2008
24.04.2008
 

Los nadadores del equipo absoluto del Santa Olaya buscarán el ascenso en la categoría masculina y la permanencia en el caso de las chicas durante la Copa de España de este fin de semana

18.04.2008 | 02:00
Cuatro integrantes del equipo de natación del Club Natación Santa Olaya.

La Copa de España que se celebrará desde el sábado paraliza a la entidad olayista, que afronta este fin de semana como una de las fechas decisivas del calendario, en la que el resultado que obtenga condicionará buena parte de la temporada. El equipo femenino, con una plantilla muy joven, intentará lograr la permanencia en la máxima categoría, mientras que el masculino afronta con ambición el reto de devolver a la División de Honor a la entidad fabril. Todos tienen el objetivo de seguir en la élite.

Gijón, Á. CABRANES


Redoble de tambores en el barrio del Natahoyo. El Club Natación Santa Olaya afronta el doble reto este fin de semana de conseguir mantener al equipo femenino en División de Honor, y que el masculino logre ascender a la máxima categoría. La Copa de España de clubes será el motivo por el que ambas plantillas lucharán por alzarse con la victoria en sus particulares batallas contra el crono.

Difícil tarea se le presenta al joven equipo femenino, que tras conseguir el ascenso a la máxima categoría la pasada campaña afronta con prudencia la oportunidad de defender la plaza frente a la élite de la natación nacional. Madrid acogerá la competición, donde además de las fabriles también estarán Real Canoe, L'Hospitalet, Sabadell, Palma de Mallorca, Terrassa, Bidasoa y Mataró. Las gijonesas no deben amilanarse e intentarán demostrar que estar codeándose con las mejores no ha sido fruto de la casualidad.

Las nadadoras que viajaron ayer a la capital de España son: Nerea Alonso, Cristina Rodríguez, Yaiza Barrios, Laura Fernández, Coral Colino, Marta de la Granda, Ángela Rivera, Adriana P. Fernández, Katia García, Enma García, Inmaculada Matilla y Ana Fernández. Junto a ellas también estarán los responsables técnicos José Luis Sánchez y Pablo Saavedra, además de la médica Gabriela Costales, el fisioterapeuta Pablo Cuervo y Luis Sanz como delegado. De lo que no hay duda es de que las olayistas no cejarán en el empeño de permanecer un año más dentro de la élite de la natación.

Diferente, aunque no menos complicado, es el reto del equipo masculino, que parte como uno de los favoritos para lograr una de las dos plazas que otorgan el ascenso a División de Honor. Para ello tendrán que terminar por encima de rivales como: Valladolid, Mediterrani, Moscardó Usera, Zamora y el anfitrión L'Hospitalet, que nadará en casa y contará con el apoyo de toda su afición, al disputarse la Copa, en el caso de los masculinos, en la localidad catalana. No le faltará ninguno de sus pesos pesados a Xavier Torrallardona, que cuenta con su plantilla en estado de gracia para intentar el asalto a la categoría. Los desplazados a Hospitalet serán los siguientes: Saúl Castellanos, Gregorio García, David San Millán, Marco Rivera, Álvaro G. Moreno, Diego García, Álvaro G. Pastor, Víctor Mendoza, Héctor Paradiñeiro, Daniel Rodríguez y Víctor García. También estarán Antonio Mallo, recuperador del equipo, y Severino Méndez, delegado.

Los nadadores viajaban en la mañana de ayer a cada uno de sus destinos, donde tenían previsto hacer un entrenamiento durante la tarde en la pileta donde se disputará la competición. Algunos nadadores que se encontraban fuera de Asturias, como Marco Rivera o Álvaro García, se desplazaron directamente a la sede de la competición para unirse al objetivo de la División de Honor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine