27 de mayo de 2008
27.05.2008

El Amigos de Soto dejó para la última jornada su mejor partido de la temporada y dio la campanada al derrotar en su pista a un Gijón Playas que se jugaba subir

21.05.2008 | 02:00
El Amigos de Soto dejó para la última jornada su mejor partido de la temporada y dio la campanada al derrotar en su pista a un Gijón Playas que se jugaba subir

Avilés, Juan C. GALá
Los representantes comarcales en la Primera Nacional B de fútbol sala terminaron la temporada demostrando su gran estado de forma. El Ventolín de Piedras Blancas arañó un empate de la cancha del Monsacro de Morcín, mientras que el Amigos de Soto dio la campanada al derrotar en su cancha al líder, el Gijón Playas.

El Ventolín se hizo fuerte en una de las pistas más complicadas de la categoría y a punto estuvo de llevarse la victoria. Los castrillonenses estuvieron muy entonados durante la primera mitad, en la que llegaron a mandar en el electrónico por 1-3, resultado con el que se llegó al descanso. En la reanudación, el Monsacro logró reaccionar y puso las tablas en tan sólo cuatro minutos. El partido entró entonces en una dinámica vibrante, en la que el Ventolín tuvo las mejores ocasiones. Sin embargo, un doble penalti en el último minuto a favor de los locales frustró la victoria de un Ventolín que termina cuarto en su debut en Primera B.


El Amigos de Soto, por su parte, dejó para la última jornada su mejor partido de la temporada. Los sotobarquenses dieron la sorpresa al derrotar el Gijón Playas, que se jugaba el ascenso, en un partido que resume a la perfección el fantástico «rush» final del equipo que dirige Oli.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine