26 de noviembre de 2010
26.11.2010

El mejor profesional asturiano

Fernando Adarraga se impuso en la segunda edición del torneo organizado por la Federación del Principado en el avilesino campo de Los Balagares

26.11.2010 | 01:00
Todos los vencedores del torneo de profesionales, con Fernando Adarraga en el centro, con gorra blanca. / benjamín lebrato

Avilés, Benjamín LEBRATO


Fernando Adarraga Martínez, coruñés de 22 años, se proclamó vencedor del segundo Torneo de Profesionales de Asturias, organizado por la Federación de Golf del Principado en el campo de Los Balagares. El campeonato se jugó a dos vueltas de dieciocho hoyos sobre un recorrido muy pesado a causa de las lluvias, el viento y el frío.


La primera jornada, jugada en formato pro-am, había dejado con posibilidades de triunfo a varios profesionales. Partían con opciones Miguel Bellido, Álex García, Marco Mortera, Orlando Valdés, Eduardo Fernández, Fernando Adarraga y Diego Fernández, todos ellos separados por solo dos golpes. Adarraga, del club de Villaviciosa y el vencedor final, fue la gran sorpresa de la jornada, ya que pocos apostaban por su triunfo.


A pesar de que había completado su primera vuelta con setenta y cuatro golpes, cuatro más del campo, y no quedó satisfecho con su juego, en el segundo recorrido Adarraga encontró la concentración y el apoyo de su caddie, para terminar con cinco birdies y un solo bogey, con un total de sesenta y seis golpes. «Jugué en largo y en corto muy sólido, solo fallé dos golpes en los dieciocho hoyos, el bogey del doce no me influyó ya que lo arreglé con un birdie al siguiente», comentó sobre su juego el flamante vencedor, que también tuvo palabras para el exigente recorrido de Los Balagares. «Las banderas estaban muy difíciles y complicadas, no creo que se puedan poner más severas, pero gracias a unos buenos segundos golpes siempre las dejaba a tres o cuatro metros del hoyo, con lo que no sufrí mucho con su colocación».


Adarraga, nacido en La Coruña, lleva dos años como golfista profesional y en la actualidad ejerce en el campo de Villaviciosa. Como amateur fue uno de los habituales en los enfrentamientos entre Asturias y Galicia, y también de los combinados nacionales, teniendo en su palmarés el triunfo en varios campeonatos internacionales. En su corta carrera como profesional ganó una prueba del circuito gallego y terminó tercero en la general del mismo. Este año fue uno de los escogidos, entre más de 200 jugadores, para formar parte del Legado, donde quedó quinto al finalizar el año.


Por detrás del jugador profesional gallego se clasificó Marco Mortera, director de Los Balagares. A pesar de llevar varios años retirado de la competición aún conserva la «chispa» de la genialidad que siempre le caracterizó. En la primera vuelta Mortera terminó con tres más del campo pero el segundo día firmó el par y jugó muy regular. En tercera posición quedó el jugador de La Llorea Orlando Valdés Rubiera, que firmó dos vueltas de setenta y tres y setenta y un golpes, respectivamente.


Entre los amateur participantes, Javier Blanco Urizar, que ocupó el liderato el primer día con una renta de cinco golpes, completó su recorrido con setenta y cinco golpes, perdiendo sus opciones de triunfo en el hoyo diecisiete con un doble bogey . «Jugué mal, no pateé bien y cogí calles pero no estuve fino con los segundos tiros», comentó Blanco, que finalmente fue segundo de su categoría. Finalizada la entrega de premios, se convocó el próximo Campeonato de Asturias de profesionales para la primavera del próximo año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook