16 de febrero de 2011
16.02.2011

«En el judo no hay violencia, se utiliza la técnica para ganar»

«Es duro luchar contra el peso, y para mí lo más difícil es ver a mis compañeras comer palmeras de chocolate en los recreos»

16.02.2011 | 01:00
«En el judo no hay violencia, se utiliza la técnica para ganar»

Avilés, Vicky FUERTES


Raquel Rodríguez, del Judo Club Avilés, está que sale y sus resultados hablan por sí solos. Logró el oro en la sexta prueba del la Copa de España, celebrada recientemente en Madrid, y acumula ya su cuarto oro en esta competición. Son logros importantes que ya se presagiaban cuando el pasado mes de mayo se proclamó Campeona de España sub 15 en Salamanca. Lleva practicando judo desde que tenía cinco años y dice que como es el único deporte que ha conocido, no lo cambia por ningún otro. Asegura estar encantada con su club y con su entrenador, Carlos Fernández, responsable sin duda de parte de sus éxitos. Asegura que seguirá trabajando duro para poder seguir consiguiendo éxitos, y el próximo Campeonato de España es su objetivo más inmediato. Asume los sacrificios que implica un deporte de competición, y lo que peor lleva es que sus compañeras coman en el recreo palmeras de chocolate, algo prohibido para ella.


-¿Que significa para usted la medalla de oro conseguida en el Torneo Villa de Madrid?


-Muchísimo. Llegué a esta competición un poco mermada de fuerzas por un catarro y pensé que no podría hacer un buen papel porque el nivel es muy alto, pero al final me fui encontrando bien, y combate a combate me pude hacer con el oro.


-Con este triunfo ya son cuatro oros los que ha conseguido en los torneos de la Copa de España en los que ha participado. ¿Dónde está el secreto el éxito?


-Sí, conseguí la primera posición en las pruebas de Avilés, Salamanca, Alicante y ahora en Madrid, y estoy encantada. La verdad es que el secreto está en poner muchas ganas e ilusión en todo lo que haces, y en trabajar muy duro en los entrenamientos para que al final los resultados te acompañen. El otro secreto es mi entrenador, Carlos, que es el que se preocupa para enseñarnos y para que demos lo mejor de nosotros.


-En Madrid tuvo que luchar duro para hacerse con el oro y en semifinales remontar un yuko ante la extremeña Elena Hidalgo, ¿Vio peligrar la medalla?


-Sí, claro. Una vez que ella se adelantó pensé que ya estaba todo perdido. Pero, pude sacar fuerzas de donde no tenía y le hice un wazari y un yuko que me llevaron a conseguir el objetivo.


-En el Campeonato de España infantil, que se celebró el pasado mes de mayo en Salamanca, usted ya demostró que se encontraba en un gran momento de forma y consiguió subió a lo más alto del cajón pese a ser su primera participación en la competición. Mejor debut imposible, ¿Verdad?


-Pues sí. No se puede pedir más. Aunque estaba nerviosa por ser la primera vez que participaba en un Campeonato de España tenía claro que el objetivo era coger experiencia y disfrutar en todo momento. El ambiente de selección, mis compañeros del club, todo es diferente a cualquier otra competición. Y bueno, cuando me planté en la final pensé que no podía dejar pasar esa oportunidad.


-El próximo mes de mayo volverá a participar en el Campeonato de España cadete e infantil de Formentera, ¿Con qué expectativas acudirá a esta cita?


-Tengo claro que voy a ir a por todas. En la competición solemos ser siempre las mismas judokas, a la mayoría ya me las he encontrado en las pruebas de la Copa de España, así que espero hacer un buen campeonato y poder revalidar el título, que no será nada fácil.


-¿Fue un premio la llamada de la Selección Española para participar en la concentración de Andorra del pasado junio?


-Por supuesto. Ahora hay que seguir trabajando en esta misma línea para que sigan contando conmigo. Para mí es toda una satisfacción el poder formar parte de ese grupo de escogidas.


-¿Qué tiene para usted el judo que no tienen otros deportes más populares y practicados?


-Este es un deporte donde el respeto está por encima de todo. La gente que lo desconoce puede pensar que es un deporte agresivo o violento pero es una percepción errónea. Sólo se trata de utilizar la técnica y la inteligencia para derrotar a tu adversaria.


-¿Por qué empezó en el judo?


-Mis padres querían que practicara un deporte y con cinco años me apuntaron al Judo Club Avilés. Probé, me gustó y aquí sigo.


-¿Qué es lo que más le atrae de este deporte?


-Todo. Es el único que he conocido y no lo cambio por nada.


-¿Hasta dónde le gustaría llegar en el mundo del judo?


-De momento solo pienso en hacerlo mejor posible y seguir creciendo con el judo en lo deportivo y en lo personal. Si trabajas duro al final los resultados tienen que llegar, estoy convencida.


-¿Cómo definiría a su club?


-Somos un grupo de gente maja al frente del cual está Carlos nuestro entrenador que es nuestro guía. Todos los que formamos parte del club somos una piña y convivimos en el mejor de los ambientes. Además, en el club también se organizan actividades paralelas que contribuyen a una mejor convivencia entre nosotros y a que conozcamos otros deportes.


-¿Y qué dice de Carlos Fernández como técnico?


-Que es un entrenador muy duro y exigente que busca siempre lo mejor para nosotros. Y que detrás de nuestros éxitos está siempre él.


-¿Cuáles son sus próximos objetivos?


-En mayo será el Campeonato de España cadete e infantil en Formentera y espero que se me dé bien. Quiero seguir entrenando duro para poder ir consiguiendo buenos resultados en las pruebas que haya antes y llegar lo mejor posible al Nacional.


-¿Le cuesta mucho tener que mantenerse en su peso para no excederse?


-Hay que tener mucha fuerza de voluntad. Todas las comidas van pesadas y hay que llevarlo todo a rajatabla. Cuando peor lo paso es en el recreo, cuando mis amigas se ponen a comer sus palmeras de chocolate o alguna chuchería y yo tengo que aguantarme.


-¿Qué tal lleva los estudios?


-Muy bien. Estoy en 2º de ESO en el Instituto Nº 5 y saco buenas notas. Me organizo bien así que tengo tiempo para estudiar, entrenar y estar con mis amigos. Hay tiempo para todo.

En el club somos una piña y se hacen actividades para fomentar la convivencia

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook