Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Judith Obaya supera otro reto

La intrépida maliayesa es una de las dos mujeres españolas que finalizaron la prueba Trip&Track, celebrada en Lérida, para motos trail de más de 145 kilos

Judith Obaya, apoyada sobre su moto.

Judith Obaya, apoyada sobre su moto. MARIOLA MENÉNDEZ

La intrépida motera maliayesa Judith Obaya ha vuelto a superar un nuevo reto sobre las dos ruedas. En esta ocasión puede presumir de ser una de las dos mujeres españolas que han participado en la prueba de Trip&Track, la primera que se celebraba en el territorio nacional para motos trail de más de 145kg, con equipos de tres personas , que transcurre a lo largo de la demarcación de la provincia de Lleida.

La competición consistió en superar en "maxitrails" (un tipo de motos mayores y más pesadas de lo habitual que están adaptadas para campo y carretera) 350 kilómetros, de los que el 85% transcurrían por pistas de monte.

La organización se había marcado un máximo de 65 participantes y se cubrieron todas las plazas, por lo que para Obaya fue "un éxito total". No se establecieron clasificaciones, pero sólo lograr finalizar esta prueba ya fue un gran mérito. Esta veterana motera, acostumbrada a librar difíciles batallas como visitar los 20 mares de Europa, proeza que le llevó 50 días, aseguró que fue un reto difícil.

Participaban en grupos de tres personas. En el suyo la acompañaban Xavi Reyes y Josep Chaume, que aprovecharon la experiencia para rodar para su programa de televisión. Ayudados de un navegador emprendieron ruta y tuvieron que sellar su cartilla en varios puntos de control, así como hacerse fotos juntos en determinados lugares. "Fue muy duro porque había tramos de hasta 40 kilómetros seguidos con pendientes del 25% del desnivel" y trazado irregular. Partieron a las siete de la mañana y finalizar el trayecto a las diez de la noche. Pero lo importante precisamente fue eso, acabar. "Fue una proeza", insiste la maliayesa, la única mujer junto con otra fémina de Girona. Judith Obaya recuerda que ella tuvo la dificultad añadida de no llegar con los pies al suelo cuando iba subida en la moto y en el tramo final sufrió un par de caídas porque "no era capaz de subir por las piedras". También tuvieron que solucionar algún que otro pinchazo.

Esta intrépida villaviciosina tiene en mente un próximo reto para junio. Es la prueba "Cabo a cabo", que consiste en partir cuando sale el sol desde el cabo de Creus (Girona) y llegar a Finisterre (Coruña) cuando se ponga el astro rey. También tiene entre manos el proyecto del lanzamiento de un vehículo muy novedoso que va a suponer una "revolución en el mundo del motor". De momento, no quiere adelantar nada más.

Compartir el artículo

stats