07 de noviembre de 2019
07.11.2019

La Escuela de Naútica expone la obra "más personal y desconocida" del pintor Gregorio Rodríguez

Organizada por el MAS, se apoya en la documentación reunida durante casi diez años por una de sus hijas

07.11.2019 | 14:12

Organizada por el MAS, se apoya en la documentación reunida durante casi diez años por una de sus hijas

La Escuela de Náutica inaugura esta tarde una exposición que recupera la figura del pintor Gregorio Rodríguez (Barruelo de Santullán, Palencia, 1929-Santander, 1982), a través de su obra "más personal y desconocida".

La muestra, con más de medio centenar de cuadros, está organizada por el Museo de Arte de Santander (MAS) y se basa en la documentación reunida durante casi diez años por una de las hijas del artista.

La exposición, que han presentado en rueda de prensa la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Santander, María Luisa Sanjuán; la viuda del pintor, Vicenta Menéndez, y su dos hijas, Beatriz y Lucrecia, así como el director del MAS, Salvador Carretero, permanecerá abierta hasta el 13 de diciembre.

La muestra incluye más de medio centenar de piezas rigurosamente inéditas. En general, son pinturas abstractas y collages de todo tipo, de carácter mixto, fundiendo técnicas diversas.

Esta exposición, la séptima temporal del MAS en 2019, se simultaneará a partir del 20 de noviembre con la que acogerá la Fundación Bruno Alonso, con una selección de la colección de dibujos del propio Gregorio Rodríguez.

Sanjuán ha destacado la labor investigadora realizada por el MAS y la colaboración de la familia del pintor para hacer posible una exposición, "que tiene mucho de investigadora y científica", sobre un artista "prácticamente inédito", que estuvo vinculado en los años 60 a la galería Sur de Santander y al desaparecido Manolo Arce.

Por su parte, el director del MAS ha destacado la labor de recopilación de documentación realizada desde 2010 por Lucrecia Rodríguez sobre la trayectoria de su padre, desconocida incluso para la propia familia.

Carretero ha puesto también de relieve el talento de este pintor, plasmado en la época de la que proceden las obras expuestas en la Escuela de Náutica, correspondientes a los años 62, 63 y 64. "Es una experimentación constante, con una curiosa intensidad, y sobre todo intuición", ha señalado.

Por su parte, Lucrecia Rodríguez ha agradecido al Ayuntamiento de Santander, al MAS y a la Universidad de Cantabria el haber apostado por esta exposición y por recuperar la figura de su padre. Un acto que, para ella hace justicia a un artista que no lo tuvo fácil en su época.

"Mi padre se lo merece, porque él luchó muchísimo en los años 60, conoció los pros y los contras del mundo del arte, conoció sus ilusiones, sus sufrimientos y sus fraudes, y esto es una cosa que es por justicia", ha dicho.

La familia, a través de un mediador (Luis Pacheco), ha permitido al MAS el estudio de la obra de Gregorio Rodríguez, su inventario, examen, y selección, que han desembocado en la primera de las dos exposiciones sobre su figura que van a celebrarse.

Para la que se inaugura esta tarde en la ETS de Náutica se ha editado un catálogo de la editorial del MAS denominado 'Cuadernos de Arte', que hace el número 19 de dicha colección.

La exposición podrá verse de lunes a viernes, de 18 a 21 horas. La información se puede consultar en la página web del MAS www.museosantandermas.es

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook