03 de diciembre de 2019
03.12.2019

La violagambista Lucile Boulanger y el clavecinista Justin Taylor ofrecen el sábado un concierto en Casyc

La Academia de Música Antigua de Cantabria cerrará este sábado, 7 de diciembre, el VII ciclo de 'Los conciertos de la Academia' con un concierto de la violagambista francesa Lucile Boulanger, que estará acompañada por el clavecinista franco-americano Justin Taylor.

03.12.2019 | 19:47

La Academia de Música Antigua de Cantabria cerrará este sábado, 7 de diciembre, el VII ciclo de 'Los conciertos de la Academia' con un concierto de la violagambista francesa Lucile Boulanger, que estará acompañada por el clavecinista franco-americano Justin Taylor.

El concierto se celebrará a las 20 horas en la sala Casyc-Up, y estará dedicado a las 'Tres sonatas para viola de gamba y clave obligado' de J.S. Bach.

Lucile Boulanger, ganadora de numerosos premios internacionales, obtuvo precisamente el premio 'Diapason découverte' a la mejor grabación discográfica de estas tres sonatas de Bach para el sello Alpha en 2012.

En noviembre del 2018 apareció su primera grabación para el sello Harmonia Mundi dedicado a Forqueray, 'Mr Forqueray's challenges'.

Por su parte Justin Taylor fue ganador en 2015 del International Musica Antiqua Harpsichord Competition en Brujas, el más importante en este instrumento.

Tiene más de diez grabaciones exclusivas para el sello Alpha. Sus dos primeros discos, 'La Famille Forqueray' y 'Continuum', han cosechado diferentes premios internacionales. Como intérprete de pianoforte ha grabado el concierto K. 453 de Mozart.

Además, para el sello Deutsche Grammophon ha grabado un doble disco con composiciones poco conocidas de Bach para la colección BACH 333.

Según ha explicado la Academia, estas tres sonatas de Bach para viola de gamba con clave obligado, dan testimonio de su interés por este instrumento, entre la masa de otras piezas instrumentales de todo tipo y para todo tipo de instrumentos.

Se encuentran entre los modelos de un género que iba a tener un futuro muy rico: el de la sonata para instrumento solista y el clave obligado, que le da al instrumento de teclado un verdadero papel solista con la parte del clave totalmente escrita, a diferencia de un bajo continuo, para el cual solo se da la línea de bajo, con figuras para indicar la armonía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook