31 de marzo de 2020
31.03.2020
La Nueva España

Cuatro residentes fallecidos en tres días en La Loma, que suma 40 casos

Cuatro residentes de La Loma, en Castro Urdiales (Cantabria), han fallecido con coronavirus en los últimos tres días, desde el fin de semana hasta el lunes, y el centro asistencial acumula ya 40 casos positivos entre los más de 170 usuarios.

31.03.2020 | 19:12
Cuatro residentes fallecidos en tres días en La Loma, que suma 40 casos

Cuatro residentes de La Loma, en Castro Urdiales (Cantabria), han fallecido con coronavirus en los últimos tres días, desde el fin de semana hasta el lunes, y el centro asistencial acumula ya 40 casos positivos entre los más de 170 usuarios.

En la plantilla, compuesta por cerca de un centenar de trabajadores, hay un contagiado confirmado y media docena de sospechosos, que están aislados al presentar síntomas compatibles con la nueva enfermedad, aunque se han hecho "poquísimos" test, según trasladan profesionales de la residencia a Europa Press. Fuentes del Ejecutivo aseguran que se han realizado 131 hasta este pasado domingo.

En cambio, desde otras igualmente afectadas por el Covid-19, han indicado que la situación "parece estar estabilizada" o que tiende a ello, en el sentido de que se mantienen prácticamente con las mismas cifras de infectados que hace unos días.

Es el escenario en el centro Pro Maioren de Limpias, donde siguen con 16 residentes infectados y se han registrado además dos muertes entre el medio centenar de residentes que tienen.

Desde la dirección, que también gestiona la residencia Virgen del Carmen de Santander donde solo hay un contagiado que permanece estable, también reclaman que se hagan más pruebas.

A esa carencia se suma otra: la falta de personal. "Tenemos gente quemada, es difícil encontrar profesionales que sepan atajar la situación, y hay personas que no quieren venir porque saben que en el centro hay Covid", relatan.

Esta residencia de Limpias cuenta con una treintena de empleados, "bastantes" de ellos de baja por haberse contagiado o presentar síntomas.

En la de Luey, en Val de San Vicente, y que junto a la anterior fue de las primeras en Cantabria donde se detectaron focos del nuevo virus, la situación también está ya "un poco controlada". "Pensamos que está estabilizada", trasladan a Ep los responsables, que recuerdan que el brote "nos pilló de lleno", pese a las precauciones adoptadas semanas antes.

Y es que en este centro, 28 de los 32 usuarios han dado positivo, uno de los cuales falleció al principio y hubo otra víctima después. En ambos casos contaban con patologías previas y severas.

Además, trabajan 21 profesionales, de los que más de la mitad -doce- se han contagiado por Covid-19, aunque la mayor parte están asintomáticos.

Para paliar esta falta de personal, el centro ha realizado contrataciones y han contado además con el apoyo del ICASS, el Instituto Cántabro de Servicios Sociales, que ha enviado a cinco trabajadores del centro de día de Torrelavega con lo cual se ha "estabilizado" también la situación laboral.

Otra residencia donde también están "estables" es en la de Las Caldas, con trece usuarios positivos. Los responsables gestionan asimismo los centros Virgen de Valencia y de Valdeolea, donde no se han detectado contagios; el de San Cipriano, en el que se infectó una trabajadora que fue aislada; y el de Meruelo, dispuesto por el Gobierno regional para derivar allí casos de coronavirus de otras residencias, tras habilitar 60 plazas.

La Consejería de Sanidad está trabajando para tener preparada la residencia cuando las necesidades de cama lo requieran y todavía no se han producido traslados, aunque los primeros podrían ser inminentes, este miércoles o el jueves, según fuentes del Ejecutivo consultadas por esta agencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook