05 de abril de 2020
05.04.2020
La Nueva España

Cantabria pide a Sánchez comenzar a "dulcificar" el confinamiento "a finales de mayo o junio"

Revilla y varios presidentes de CCAA con la "mejor evolución" de la epidemia plantean que puedan aligerarlo antes que otras más perjudicadas

05.04.2020 | 18:32
Cantabria pide a Sánchez comenzar a "dulcificar" el confinamiento "a finales de mayo o junio"

Revilla y varios presidentes de CCAA con la "mejor evolución" de la epidemia plantean que puedan aligerarlo antes que otras más perjudicadas

El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, ha solicitado al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, que "para finales de mayo o junio", si la evolución de la pandemia continúa mejorando, se comiencen a "dulcificar" las medidas de confinamiento a la población, y que, incluso, se permita que las comunidades con mejor evolución, como es el caso de Cantabria, puedan comenzar a adoptarlas antes que otras.

En una rueda de prensa telemática ofrecida tras participar en la conferencia entre Sánchez y los presidentes autonómicos, Revilla ha explicado que, según un estudio científico, hay cinco comunidades, entre ellas Cantabria, que presentan una "mejor proyección" que otras.

Por ello, Cantabria y otros presidentes autonómicos de estas comunidades han pedido a Sánchez que las medidas de confinamiento puedan flexibilizarse antes en estos territorios que en otros. "Y no ha dicho que no", ha avanzado Revilla, que insiste en que habrá que mantener restricciones y medidas de seguridad.

En la reunión, Revilla ha defendido que, cuando empiecen a relajarse las medidas de confinamiento, "lo primero" que debe permitirse --y así se lo ha transmitido a Sánchez sin obtener por ahora respuesta-- es que se permita que padres o abuelos puedan salir con los niños a dar un paseo a zonas donde no haya mucha afluencia. "Sacar a los niños me parece fundamental, les estamos originando un estrés enorme", ha indicado.

REVILLA VE MAYOR "OPTIMISMO"

El presidente de Cantabria ha explicado que en la conferencia celebrada este domingo entre Sánchez y las CC.AA ha imperado un "optimismo relativo" sobre la evolución de la pandemia, más que la semana pasada.

Ha señalado que, en Cantabria, dentro de lo "terrible" de la epidemia, la situación es "relativamente buena" ya que "todos los indicadores" de contagios, hospitalizados, ingresados en las UCIs y fallecidos en la comunidad están por debajo de la media nacional.

Según los últimos datos, con información actualizada hasta las 21.00 horas de ayer, la comunidad ha registrado hasta ahora 1.441 casos positivos, de los 1.260 son activos, 113 curados y 68 fallecidos (en las últimas 24 horas no ha habido muertes). Hay 338 hospitalizados, 44 en la UCI.

A preguntas de los medios, Revilla ha sido cuestionado por las derivaciones de enfermos a hospitales de la sanidad privada durante la crisis sanitaria. En este sentido, ha explicado que 66 pacientes han sido trasladados a estos centros, si bien ha señalado que no son enfermos con coronavirus sino con otras patologías.

Ha señalado que Sánchez piensa que "la situación empieza a estar controlada". Revilla también comparte, que en lo sanitario, "se empieza a ver la luz al final de túnel" y que "lo peor ya ha pasado" y cree que las "mayores dificultades" se verán luego en el plano económico.

Por otra parte, Revilla se ha mostrado "contento" de que el Gobierno de España no vaya a prolongar más allá del 9 de abril las restricciones a las actividades económicas no esenciales.

El presidente cántabro, que ya protestó cuando se adoptó la semana pasada esta medida, ha subrayado la importancia de que se pueda retomar actividades como, por ejemplo, la obra pública o la construcción.

"Podemos acabar con el bicho pero si no abrimos la economía, morimos con él", ha dicho Revilla, que espera que se pueda salvar ya algo de julio y agosto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook