07 de junio de 2020
07.06.2020
La Nueva España

Revilla anuncia que la movilidad entre Cantabria y el País Vasco estará permitida desde el 15 de junio

El presidente cántabro es "optimista" y cree que se va a "salvar" el verano en Cantabria con la llegada de "muchos" turistas nacionales

07.06.2020 | 17:27
Revilla anuncia que la movilidad entre Cantabria y el País Vasco estará permitida desde el 15 de junio

El presidente cántabro es "optimista" y cree que se va a "salvar" el verano en Cantabria con la llegada de "muchos" turistas nacionales

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), ha anunciado que la movilidad entre Cantabria y el País Vasco se restablecerá, en principio, el 15 de junio, para lo que ambas comunidades deberán solicitar el levantamiento del estado de alarma en esa materia, algo que prevén hacer el martes, día 9.

Así lo ha anunciado este domingo Revilla tras asistir a la decimotercera conferencia de presidentes con motivo del estado de alarma, en la que, según ha explicado el jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, ha "prometido" que una vez ambas comunidades soliciten al Ministerio de Sanidad el levantamiento del estado de alarma se permitirá la movilidad entre ambas comunidades limítrofes desde el día 15.

De hecho, Revilla ha señalado que hay alguna otra comunidad autónoma del norte que podría unirse a la solicitud para abrir la movilidad interregional, como, por ejemplo, La Rioja.

Otras comunidades autónomas de la franja norte no lo tienen tan claro. Así, según el presidente cántabro, Asturias, comunidad vecina de Cantabria, se ha mostrado "más reticente" a dicha apertura, aunque ha señalado que "lo estudiará". Sin embargo, Navarra ya ha confirmado que aguardará hasta el 21 para abrir su territorio.

REVILLA: ES MUY BUENA NOTICIA

A juicio de Revilla, que se vaya a permitir la movilidad entre Cantabria y País Vasco desde el día 15 es "muy buena noticia" pues supone, según ha explicado, adelantar una semana la fecha de apertura prevista del día 21.

"Una semana es muy importante para la reactivación del turismo", ha dicho el presidente cántabro, quien ha avanzado que en los próximos días él y el lehendakari vasco, Íñigo Urkullu (PNV) tienen previsto realizar algún acto para escenificar esta reapertura y animar a los vecinos de estas comunidades a visitar el territorio vecino.

Revilla ha agradecido a Urkullu, con el que afirma tener "muy buena" relación y tener contacto a diario, el interés que ha puesto y que haya "peleado tanto" para que el Gobierno de España acceda a la movilidad entre Cantabria y País Vasco a partir del día 15, algo que, en parte cree que se debe "a la fuerza" del PNV en Madrid.

Además, Revilla ha insistido en su gratitud a Urkullu por un esfuerzo para abrir fronteras que, a su juicio, en materia de movilidad turística, beneficia a Cantabria.

"En esa balanza comercial o de tránsito pues no sé cuántos cántabros veranearán en Euskadi pero sí sabemos los que viene de Euskadi a Cantabria. Son cientos de miles", ha dicho Revilla, que ha afirmado que Urkullu ha sido "muy sensible" en este tema al saber que Cantabria es una parte importante del destino de los vascos, muchos de los cuales tienen en la comunidad vivienda.

ABRIR LA MOVILIDAD, UN "CIERTO RIESGO" QUE HAY QUE "ASUMIR"

Cuestionado por las consecuencias o el posible repunte en los contagios que puede tener esta apertura de la movilidad entre Cantabria y el País Vasco, Revilla ha señalado que el "temor" a ello "siempre existe" pero él cree que se debe asumir ese "cierto riesgo" porque, a su juicio, "parar la economía es peor".

"No podemos aguantar con la economía parada", ha dicho Revilla, que cree que hay que ir reactivando la economía y ha advertido que las "medidas paliativas" que se han adoptado para hacer frente a las consecuencias del coronavirus "esto no se puede hacer de manera indefinida".

Y es que Revilla ha reconocido que "no hay recursos para mantener una economía subvencionada permanentemente". "Hay que trabajar, hay que funcionar y hay que mover la economía", ha dicho el presidente cántabro, que ha recordado que hay que "convivir" con el COVID-19, igual que se hace con otras enfermedades, como la gripe.

Además, cree que "el virus está tocadísimo ya" y los pacientes que se contagian ahora suelen presentar menos carga viral y unos síntomas más leves, lo que hace que ahora el porcentaje de los que tienen que ingresar en el hospital es muy inferior al que se daba en marzo o abril.

Revilla ha dicho que los datos del coronavirus "cada vez son más positivos" en Cantabria, donde, según los últimos datos de la Consejería de Sanidad actualizados hasta la pasada medianoche, hay 55 casos activos de COVID-19 y 6 hospitalizados (uno en la UCI).

El presidente regional ha insistido en que la evolución de la comunidad es "muy positiva", cree que se está "venciendo por el momento a esta pesadilla" del coronavirus pero ha insistido en su llamamiento a la "responsabilidad" de los ciudadanos.

Revilla también ha señalado que los datos de evolución de la pandemia en el País Vasco también son "muy buenos" y ha asegurado que, de lo contrario, no se habría planteado esa apertura.

Cantabria y País Vasco entrarán este lunes en la fase 3 de la desescalada, en la que recuperan las competencias que estaban en manos del Estado.

Las comunidades regularán en sendos decretos lo que se puede hacer en esta fase 3. Revilla ha aclarado que quienes a partir del día 15 se desplacen entre ambas comunidades deberán respetar las normas que haya en el territorio en el que estén en ese momento, que no tienen que ser coincidentes.

El País Vasco ha publicado este domingo ya su decreto para la fase 3 y Cantabria lo hará este lunes, día 8.

"MUY BUENA" Y "OBJETIVOS COMUNES" CON URKULLU

Al margen de esta defensa conjunta para reclamar la apertura de la movilidad, Revilla ha afirmado que Cantabria y el País Vasco tienen "objetivos comunes" y cree que están en disposición de negociar la defensa de esas metas que comparten ambos territorios, como puede ser el tren que una Santander-Bilbao en unos 40 minutos.

Según ha dicho, este es un proyecto en el que está "muy interesado" el lehendakari Urkullu y, por supuesto, Cantabria.

"No hay que olvidar que el gran hinterland de Cantabria está allí, en Euskadi, Valle del Ebro y Francia", ha dicho el presidente cántabro, que ha señalado que conectar con Bilbao es conectar con la Y vasca, con Madrid, con el Valle del Ebro y con Francia.

Revilla ha señalado que la importancia del País Vasco para Cantabria "no la discute nadie", igual que también cree que Euskadi también le interesa tener un área de expansión en Cantabria y, por ejemplo, podría llegar a tener al Puerto de Santander, "no como un enemigo sino también con un aliado", como, según ha dicho, ocurre con el aeropuerto.

REVILLA, "OPTIMISTA" DE CARA AL VERANO

Por otra parte, cuestionado por los periodistas en la rueda de prensa por sus perspectivas para el turismo, Revilla se ha mostrado "optimista" y cree que se va a lograr "salvar una parte importante" del turismo este verano.

Revilla cree que "mucha gente", sobre todo turistas nacionales, van a visitar Cantabria este verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook