07 de junio de 2020
07.06.2020
La Nueva España

A Revilla "le encanta" el proyecto de Okuda para el Faro de Ajo y cree que puede ser un "atractivo turístico"

Cree que el proyecto puede servir para "recuperar" la zona y convertirse en un "activo más" para los visitantes

07.06.2020 | 18:02
A Revilla "le encanta" el proyecto de Okuda para el Faro de Ajo y cree que puede ser un "atractivo turístico"

Cree que el proyecto puede servir para "recuperar" la zona y convertirse en un "activo más" para los visitantes

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), se ha posicionado este domingo a favor de la intervención artística que llevará a cabo el artista urbano cántabro Okuda para convertir el Faro de Ajo (Bareyo) en una estructura multicolor, una actuación que ha recibido críticas pero que al jefe del Ejecutivo regional "le encanta" y cree que puede suponer un "activo" turístico y ayudar a recuperar ese entorno.

"Todo el mundo puede opinar pero a mí me encanta", ha dicho Revilla al ser cuestionado por la polémica que este proyecto ha suscitado entre algunos colectivos, que piden que se mantenga el color blanco del edificio en lugar de los vistosos colores y formas características del internacional artista cántabro..

Tras las quejas suscitadas, Revilla ha señalado que tener un 'Okuda' supone una "obra emblemática" y se ha preguntado si también habrá habido protestas en la cantidad de lugares de Japón, Estados Unidos, Suecia o Rusia que tienen edificios pintados por el artista santaderino.

Sobre la petición de mantener en color blanco el faro de Ajo, Revilla ha afirmado que tenerlo así "le gustará a alguien" pero él no ve que tenga "ningún atractivo".

"Cuando se haga la obra de Okuda estoy convencido de que va a ser un atractivo ir a ese faro y a esa finca", ha afirmado Revilla, que ha recordado que se va a crear en ese terreno un parque temático de esculturas para poder rentabilizar un espacio, que tiene unas 27 hectáreas de terreno en el que ahora mismo --ha dicho-- ha "dos vacas allí paciendo una hierba quemada por el salitre".

Por ello, Revilla cree que la obra de Okuda en el faro es una "buena idea" y puede ser "un activo más" para la zona, si bien admite otras opiniones.

"Para gustos se hicieron los colores y en este caso Okuda es de muchos", ha zanjado el presidente cántabro al ser cuestionado por este asunto en la rueda de prensa ofrecida este domingo tras la conferencia de presidentes. Además, ha recordado que están de acuerdo en esta actuación la Autoridad Portuaria, propietaria del faro, y el Ayuntamiento de Bareyo.

Cuestionado por este mismo tema hace unos días el vicepresidente de Cantabria y consejero de Cultura, Pablo Zuloaga (PSOE), prefirió reservarse su opinión sobre esta actuación

"Como consejero de Cultura no he entrado en la decisión ni en la propuesta y, por tanto, me reservo mi opinión", dijo Zuloaga al ser cuestionado por las numerosas críticas de ciudadanos, algunos partidos políticos y otros artistas de la región, que han manifestado su incomprensión por querer intervenir de esa forma en un elemento cultural y patrimonial.

El proyecto, en el que colabora el Ayuntamiento de Bareyo, la Autoridad Portuaria y el Gobierno de Cantabria, consiste en convertir el faro de Ajo en una estructura multicolor con 72 colores y diferentes iconos característicos del artista contemporáneo Okuda, que tiene previsto comenzar a mediados de julio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook