Confía en que el Gobierno de España concederá el trasvase de cinco hectómetros cúbicos del pantano del Ebro a Santander

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asegurado que el Gobierno de Aragón "entiende perfectamente" que la región necesite el minitrasvase del Ebro a Santander y ha confiado en que el Ejecutivo central autorizará esta operación.

Así ha respondido Revilla a preguntas de la prensa acerca de ese trasvase tras las declaraciones que hizo ayer el presidente de Aragón, Javier Lambán, que avanzó que el Gobierno autonómico recurriría a los tribunales si se realiza esa captación de agua para Santander, recordando que este territorio está fuera de la cuenca del río.

Sin embargo, como ya señalo ayer Lambán, Revilla ha explicado hoy que Aragón en su Estatuto de Autonomía prohíbe los trasvases de agua del Ebro, por lo que "cualquiera que quiera coger agua es objeto de recurso y lo van a hacer" aunque entiendan "perfectamente que tenemos que coger ese agua".

El presidente cántabro ha indicado que Lambán le llamó hace tres días para explicárselo de esa forma, incidiendo en que "no va a haber ninguna oposición más allá del cumplimiento de su Estatuto".

Así, ha opinado que la actuación de Aragón es "la típica de un Gobierno que tiene que defender sus intereses", pero que el Ejecutivo central "está por encima y nos va a conceder esos cinco hectómetros cúbicos" para el abastecimiento este verano.

"Lo único seguro es que el Gobierno de España va a autorizar el suministro de agua", ha insistido, incidiendo en que Cantabria tampoco va a renunciar a la petición del bitrasvase de 26 hectómetros cúbicos de agua del Ebro con carácter definitivo.