23 de julio de 2020
23.07.2020
La Nueva España

Cantabria, Madrid, Cataluña y Zaragoza celebran una versión veraniega del Día del Libro con mascarillas y distancia

Cataluña, Madrid, Zaragoza, Valladolid y Cantabria han celebrado este jueves 23 de julio una versión de verano del Día del Libro, con obras expuestas al público en la calle y dentro de las librerías, con mascarillas, distancia de seguridad y charlas virtuales.

23.07.2020 | 19:47
Cantabria, Madrid, Cataluña y Zaragoza celebran una versión veraniega del Día del Libro con mascarillas y distancia

Cataluña, Madrid, Zaragoza, Valladolid y Cantabria han celebrado este jueves 23 de julio una versión de verano del Día del Libro, con obras expuestas al público en la calle y dentro de las librerías, con mascarillas, distancia de seguridad y charlas virtuales.

Esta iniciativa tiene lugar en esta fecha debido a que el habitual Día del Libro, el 23 de abril, no pudo celebrarse este año por las medidas de confinamiento ante la crisis sanitaria del Covid-19.

En Cataluña, el Día del Libro y de la Rosa ha conseguido este jueves reunir en las grandes librerías del centro de la ciudad a los compradores y curiosos produciendo el efecto de "un sábado", según han explicado diversos libreros a Europa Press.

La Cambra del Llibre de Catalunya, que agrupa a gremios y asociaciones de editores, libreros y distribuidores, junto al Gremi de Floristes, decidieron celebrar la fiesta en Barcelona sin paradas en el tronco central del paseo de Gràcia --que debía reunir un centenar de paradas-- de acuerdo con las nuevas medidas sanitarias.

En el resto de Barcelona ha habido 90 paradas --ante las librerías--, y en el resto de municipios de Cataluña se ha celebrado de acuerdo con la situación sanitaria existente en cada uno de ellos.

En la Diagonal, no ha habido ni rastro de Sant Jordi salvo por la presencia de algún cartel con el llamativo reclamo del descuento del 10%, desarrollándose la jornada según la nueva normalidad --mascarillas, distancias y sin extranjeros visitando Barcelona--, salvo ante la Casa del Llibre, donde a mediodía se han formado colas de unas 15 personas.

Dentro había muchos curiosos removiendo libros, haciendo cola en la caja y pidiendo novelas para el verano. "Es el doble de un día normal, pero nada qué ver con Sant Jordi", ha explicado a Europa Press un dependiente, al tiempo que ha añadido que la afluencia de este jueves es como la de "un sábado de los buenos tiempos".

Por su parte, las librerías madrileñas han sacado este jueves sus ejemplares a la calle para celebrar un veraniego Día del Libro. La delegada del área de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, ha recorrido varias de ellas.

Así, a instancias del área y con la colaboración de los distritos, las librerías han podido mostrar a los ciudadanos parte de los libros que tienen a la venta de una manera que no es generalizada en Madrid, con parte de los mismos a las puertas del propio establecimiento.

De esta manera, se garantizaba realizar una acción simbólica sin causar aglomeraciones y situaciones que impidieran mantener los protocolos sanitarios establecidos.

"Queremos apoyar a las librerías de barrio, porque leer nos hace más libres. Queremos reactivar ese Madrid que poco a poco va recuperando la ilusión y la alegría", ha apuntado.

Igualmente, las librerías de Zaragoza han celebrado el día con un programa de firmas y descuentos. Con esta acción, la Comisión Permanente del Libro de Zaragoza (COPELI) quería mantener la celebración de un evento de gran tradición en la ciudad, adaptándola a las circunstancias.

El Día del Libro quiere acercar la literatura a la ciudadanía haciendo más accesible el contacto con los libros y los autores y autoras, según ha informado el Departamento de Cultura del Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

Asimismo, las librerías de Valladolid se han sumado a la iniciativa nacional con descuentos del diez por ciento y como agradecimiento "al apoyo recibido por parte de los lectores y clientes tras la reapertura de las tiendas", según ha subrayado el Gremio de Libreros a través de un comunicado.

Además, el gremio, con el Ayuntamiento de Valladolid, ha lanzado una campaña de animación a la lectura bajo el lema 'Ten un libro a mano y te sorprenderás'.

Por otro lado, la Feria del Libro de Santander y Cantabria se extenderá hasta este viernes y cuenta con la presencia de distintos escritores como Juan Gómez Bárcena, que presenta su novela 'Ni siquiera los muertos', Jesús Herrán o el autor de cómics Enrique Vegas. También se ha organizado un cuentacuentos para los niños a cargo de David Acera y una charla digital con el autor de literatura infantil y juvenil Daniel Blanco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook