03 de agosto de 2007
03.08.2007
La Nueva España

Los ecologistas alegan contra la autorización ambiental de la cementera

Las instalaciones, en Carrió, serán muy contaminantes, sostienen

03.08.2007 | 02:00
Los ecologistas alegan contra la autorización ambiental de la cementera

Carrió,

Braulio FERNÁNDEZ


La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies ha presentado alegaciones a la información pública de la autorización ambiental integrada de la cementera Tudela Veguín, situada en la parroquia carreñense de Carrió, solicitando que se tomen medidas contra las emisiones del aire que padecen los vecinos de las poblaciones cercanas, como Aboño, El Empalme, Xivares, Perlora y Candás.


Los ecologistas centran sus alegaciones en las cantidades contaminantes emitidas a la atmósfera por la cementera, cifradas, según la empresa, en unas 1.000 toneladas de dióxido de azufre y 2.800 de óxido de nitrógeno. Creen, además, que las cantidades de metales pesados peligrosos se verán incrementadas significativamente en el futuro.


Los ecologistas han comunicado su oposición frontal a la ampliación de la cementera, que en su momento también fue objeto de alegaciones por parte de la Asociación de vecinos «El Tranqueru» de Xivares. «No podemos aceptar que una planta de producción de cemento, que ya tiene graves problemas ambientales en su proceso y que pretende duplicar su tamaño, se convierta en una planta de tratamiento de residuos industriales, con los riesgos que suponen para los colindantes estos materiales y sus tratamientos», declararon.


Además, la organización ecologista hace hincapié en el «uso de algunos residuos como combustible, como es el caso de los neumáticos», lo que generará productos contaminantes como el xileno, hollín, benceno, fenoles y óxidos de plomo, todos ellos «muy perjudiciales para la salud humana y que generarán unas emisiones significativas de hidrocarburos aromáticos policíclicos y de benceno con demostrados efectos cancerígenos ambos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook