03 de mayo de 2008
03.05.2008

La oposición local cuestiona los plazos y exige que se cumpla la normativa

03.05.2008 | 02:00

Candás,

Braulio FERNÁNDEZ


El grupo municipal de Unidá-Andecha en Carreño ha valorado con pesimismo la noticia del comienzo de las obras de construcción de la nueva Ciudad de Vacaciones de Perlora en el otoño del próximo año, expresando sus dudas sobre el cumplimiento de los nuevos plazos fijados, en tanto creen que la licencia de obras no se aprobará hasta dentro de dos años. Además, han indicado que el proyecto de Perlora deberá plegarse a la normativa ambiental recogida en el Plan de Ordenación del Litoral Asturiano (POLA) y a las normas urbanísticas vigentes, y no al revés, como ocurriría con cualquier otro particular o empresa que solicitase una obra.


Andecha Carreño entiende que «el retraso en un mínimo de 14 meses del comienzo de las obras de la Ciudad de Vacaciones es una mala noticia para Carreño, que últimamente sólo recibe proyectos incompatibles con el desarrollo sostenible y altamente contaminantes».


El grupo de la oposición municipal añadió que «a día de hoy no sabemos por qué, si una de las condiciones iniciales para optar a la gestión de Perlora era ajustarse al planeamiento en vigor, se quiere ahora cambiar este requisito y quiere cambiarse la calificación urbanística». Andecha subraya que si los adjudicatarios ya sabían que para la ejecución de su proyecto era necesaria una modificación urbanística, «ahora tienen que acogerse a los trámites, que son iguales para todos los ciudadanos, tal y como estipula la ley».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine