07 de mayo de 2008
07.05.2008

La mancomunidad estudia cómo recurrir el fallo sobre la piscina

La sentencia obliga al órgano supramunicipal a pagar 500.000 euros a los propietarios de los terrenos

07.05.2008 | 02:00
Piscina de la mancomunidad.

Candás,

Braulio FERNÁNDEZ


La Junta de Gobierno de la Mancomunidad del Cabo Peñas estudió ayer la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) por la que el ente supramunicipal, que aglutina a los concejos de Carreño y Gozón, deberá pagar 489.645 euros a los antiguos propietarios de la finca de 17.000 metros cuadrados sobre la que, a partir de 1995, comenzó a construirse la piscina mancomunada.


Los diferentes grupos políticos de la Administración comarcal deberán valorar ahora las actuaciones a seguir, toda vez que han de buscar otras vías judiciales para recurrir la sentencia contra el acuerdo de expropiación.


Los terrenos que ocupan las instalaciones de la piscina de la mancomunidad, así como su aparcamiento y alguna parcela en la que no se ha actuado, fueron expropiados por un valor aproximado de 9 euros el metro cuadrado, es decir, unos 150.000 euros por el conjunto de los terrenos. Ahora ese precio se incrementa en 500.000 euros más, al ser recalificada al alza la ponderación del metro cuadrado y teniendo en cuenta la relevancia urbanística de la parcela situada en Antromero, entre Carreño y Gozón.


La piscina de la mancomunidad, inaugurada en mayo de 2003, fue costeada por la Dirección General de Deportes del Principado, quedando encargada la Administración comarcal de disponer de los terrenos necesarios para su construcción, los cuales fueron valorados inicialmente para equipamientos deportivos. Estos terrenos aún no han sido pagados, al haber presentado un recurso los propietarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine