22 de noviembre de 2009
22.11.2009
La reconversión de los valles mineros
 

La industria alimentaria despunta en el comarca y creará 220 nuevos empleos

La planta de congelados de Mofesa y la de derivados del huevo de Ovo Food encabezan el desarrollo de una nueva actividad de diversificación

22.11.2009 | 01:00
La industria alimentaria despunta en el comarca y creará 220 nuevos empleos

fernando geijo
fernando geijo
Mieres del Camino,

David MONTAÑÉS

El proceso de reconversión industrial en que se encuentra inmersa la comarca del Caudal está abriendo las puertas a la llegada de nuevos sectores empresariales que ayudan a diversificar la actividad económica. La industria de la alimentación, un sector poco explorado en las comarcas mineras, comienza a despuntar y durante los últimos meses se han puesto en marcha cinco nuevos proyectos que generarán 220 puestos de trabajo repartidos entre los polígonos de Baíña, en Mieres y, sobre todo, Argame, en Morcín.

La dos principales iniciativas empresariales ligadas al ramo de alimentación que están en marcha en el Caudal son las factorías de Mofesa en Argame y la Ovo Foods en Baíña, con 105 y 70 puestos de trabajo, respectivamente. La primera se dedica a la elaboración y comercialización de productos congelados, con una amplia demanda comercial. Fuentes de la firma explicaron a este diario que desde sus instalaciones de Morcín distribuyen productos para toda la región y suministran además a toda la cadena nacional de los supermercados de El Corte Inglés. La plata entró en funcionamiento la pasada primavera y ya prácticamente opera a todo rendimiento. En su interior, destaca un gigantesco almacén-frigorífico, «el mayor que existe en Asturias de este tipo», en el que los productor se mantienen a una temperatura inferior a los 20 grados bajo cero.

La empresa de alimentación Ovo Foods, una de las últimas apuestas de diversificación de Hunosa, por su parte, ultima su puesta en marcha el polígono de Baíña de Mieres. La planta, que ya está equipada, comenzará a producir a principios del próximo año y tratará al día más de 1,5 millones de huevos para la elaboración de derivados alimenticios.

Los responsables de la empresa pretenden establecer en la factoría tres turnos de trabajo, con 20 operarios para cada uno de ellos, con el fin de tener en funcionamiento la maquinaria continuamente. De esta forma se generarán al menos 60 puestos de trabajo directos, a los que hay que sumar los destinados al personal encargado del mantenimiento y al trabajo administrativo propio de una empresa de estas características. El compromiso de creación de empleo es de 70 trabajadores.

La maquinaria destinada a romper y transformar los huevos ya está instalada en la nave industrial de Baíña y a la espera de que se ponga en marcha la producción de huevo líquido, en polvo y cocido. Aún falta ultimar los detalles y comenzar a realizar las primeras pruebas experimentales en la nave industrial, que ocupa 11.000 metros cuadrados. El proyecto está liderado por la firma portuguesa Derovo, con la colaboración de Sadim, la filial de inversiones de Hunosa

Además del centro logístico que Mofesa ya tiene en funcionamiento, el parque empresarial de Argame albergará a otras tres firmas ligadas al sector de la alimentación. Montesvalles se dedica a la elaboración de platos cocinados. Una vez que la factoría esté a pleno rendimiento, dará empleo a un total de 15 personas. Entrehielo, que se dedica a la distribución de helados y productos congelados, también tiene ya muy adelantado su proyecto empresarial en el polígono industrial de Argame con 20 trabajadores. Por último, el parque industrial morciniego acogerá también a la firma Embutidos L'Angliru, dedicada a la fabricación y comercialización de embutidos artesanos, trabajando también con lácteos, quesos y productos cárnicos.

La presencia del sector de la alimentación en la comarca de Caudal cada vez es más importante y por tanto hay demanda de personal especializado. En el campo de la formación, Mieres tiene en marcha la Escuela de la Carne, un centro que ofrece enseñanza continua, ocupacional y de garantía social. En el apartado de garantía social, imparte el título de operario de matadero y primeras transformaciones cárnicas. Por lo que respecta a formación ocupacional, ofrece cursos de carnicero, matarife, elaborador de productos cárnicos, envasador de productos alimentarios, auxiliar de industrias alimentarias, almacenero, encargado, elaborador de precocinados y cocinados, dependiente de comercio y gestor de almacenes; especialidades que casan con la demanda de las empresas de la industria alimentaria que están desembarcando en los últimos meses en la comarca del Caudal.

La oferta educativa de la Escuela de la Carne incluye también cursos de aprovechamiento de carnes, aplicación de nuevas tecnologías en el envasado al vacío, preparados cárnicos frescos para freír y asar, presentación cárnica en mostradores y vitrinas, sistemas de cocción cárnica, gestión en industrias cárnicas, mantenimiento de instalaciones y maquinaria, y sacrificio de ganado. El equipo de profesores del centro de formación mierense está compuesto por un pedagogo, dos veterinarias y tres expertos docentes.

La firma de congelados Mofesa se ha convertido en la principal empresa del sector de la alimentación en la comarca por volumen de empleo con más de un centenar de trabajadores. Esta firma se dedica a la producción y distribución de todo tipo de congelados (pescados, verduras, precocinados, panadería...). La compañía abrió la pasada primavera las instalaciones del polígono de Argame, en Morcín, con el objetivo de mejorar y ampliar su producción y poner en marcha una nueva generación de productos. En la imagen superior, las instalaciones de la empresa en Argame y, a la derecha, trabajadores en el almacén-frigorífico de la factoría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve