Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado pide presupuesto para financiar las pruebas de ADN de Cabacheros

El Gobierno regional contacta con el laboratorio madrileño que había iniciado la identificación de los restos de la fosa

Las excavaciones de la fosa de Cabacheros realizadas en 2009.

Las excavaciones de la fosa de Cabacheros realizadas en 2009. Fernando Geijo

El Principado está negociando el pago de la identificación de los restos de la fosa común de Cabacheros, exhumada en el año 2009 en la localidad allerana de Felechosa. Fuentes del Gobierno regional confirmaron que la dirección general de Justicia ha solicitado presupuesto al laboratorio de San Sebastián de los Reyes (Madrid) que había iniciado las pruebas de ADN. El análisis genético está paralizado desde hace año y medio por falta de financiación.

Las asociaciones Foro por la Memoria y Memoria Allerana encabezaron desde un primer momento la investigación de la fosa. Voluntarios y arqueólogos abrieron el enterramiento en noviembre de 2009 y la fosa sorprendió a los investigadores su magnitud. En total, se recuperaron los restos de 33 personas en la orilla de la carretera del puerto de San Isidro. El Juzgado de Lena dio permiso para el levantamiento de los restos y dictó una cadena de custodia legal para iniciar la identificación de los cuerpos, aunque no se pronunció sobre la financiación.

Las asociaciones de memoria histórica contaban con una subvención del Gobierno central. La Universidad Autónoma de Madrid elaboró un informe antropológico, de forma desinteresada. Individualizaron los restos de las 33 personas confirmaron su sexo y registraron la altura, el peso y la edad aproximadas. El dossier, firmado por el profesor Ángel Fuentes, revela la presencia de mujeres y menores en el enterramiento.

La reconstrucción antropológica es un primer paso, pero la identificación solo es válida con una prueba de ADN. Las asociaciones Memoria Allerana y Foro por la Memoria reunieron a medio centenar de familias que buscan a desparecidos en el concejo de Aller durante la Guerra Civil. Los descendientes ofrecieron muestras de saliva, que se trasladaron al laboratorio para iniciar una comparación genética con los restos de Cabacheros.

Las pruebas comenzaron y el dinero de la subvención para la fosa se terminó. Las asociaciones pidieron más fondos al Gobierno central, pero no recibieron respuesta. Después acudieron al Principado que, tras meses de silencio, ahora ha iniciado una negociación. El primer paso ha sido solicitar un presupuesto al laboratorio para decidir si pueden hacerse cargo de la actuación.

Los familiares llevan más de setenta años esperando por una respuesta. El informe antropológico de la fosa revela que las personas enterradas en Cabacheros fueron asesinadas a finales de los años 30 del pasado siglo. Tuvieron una muerte violenta y fueron enterrados sin ningún orden. La Asociación Foro por la Memoria ha pedido la mediación de la ONU para terminar la investigación.

Compartir el artículo

stats