Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía busca a los dueños de dos perros muertos de inanición en una finca de Mieres

Los agentes han hallado en los últimos días a otros cuatro canes que también fueron abandonados sin comida ni bebida

Loreto Ugarte, de la Protectora de Mieres, ayer, con los dos perros recogidos en Los Pontones.

Loreto Ugarte, de la Protectora de Mieres, ayer, con los dos perros recogidos en Los Pontones. FERNANDO GEIJO

El verano no es una buena época para las mascotas. Se trata de una época en la que muchas familias deciden prescindir de sus animales de compañía ante la imposibilidad de llevárselos de vacaciones y algunos de ellos los abandonan en condiciones pésimas. Mieres no es una excepción. La Policía

Según informaron desde el Ayuntamiento de Mieres, el primero de los dos casos detectados sucedió en la localidad de Los Pontones, cerca de Rioturbio. La Policía Local encontró allí, el pasado 18 de agosto, a cuatro perros en una finca, "en unas condiciones inadecuadas, sin las debidas atenciones sanitarias y alimenticias". Según apuntaron los agentes en sus diligencias, como consecuencia del abandono en el que se encontraban los animales, dos de los canes se encontraban ya muertos cuando los hallaron, mientras que los otros dos presentaban claros signos de desnutrición y deshidratación, y fueron recogidos por la Protectora de Animales. Los animales enfermos recibieron de inmediato las atenciones de los servicios veterinarios, que confirmaron el estado de abandono en que se encontraban los canes.

Una semana más tarde, los agentes tuvieron que actuar de nuevo por un caso similar, en este caso en La Cantera, cerca de Santullano. Varios vecinos denunciaron que en la zona se encontraban dos perros que "llevaban varios días amarrados y abandonados por sus dueños y con heridas". En este caso también se hizo cargo de los animales la Protectora, que los trasladó a la perrera municipal para su adecuada atención. En las instalaciones de El Morgao todavía permanece uno de los dos perros, mientras que el otro lo custodia otra asociación.

Según se desprende del Código Penal, que en su artículo 337 castiga al que "por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal doméstico o amansado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud", los presuntos autores -a los que la Policía trata de identificar- podrían enfrentarse a penas que van desde los tres meses al año de cárcel. Además, el Código Penal también recoge penas para quienes abandonen a un animal doméstico en condiciones en que pueda peligrar su vida o su integridad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats