27 de mayo de 2008
27.05.2008
Comarca de la Sidra

Los vecinos de Priandi piden controles en la carretera tras un nuevo accidente

Dos personas cayeron con su coche por un terraplén al río al salirse de la vía

27.05.2008 | 02:00
Efectivos de la Guardia Civil y de Emergencias, el sábado, en Priandi, tras el accidente.

Franco TORRE

Priandi (Nava),

Los vecinos de Priandi, en el concejo de Nava, continúan su lucha para lograr que se limite la velocidad de la carretera regional que une Laviana y Nava, a su paso por la localidad. Las quejas de los residentes se han agravado después del último accidente en la vía, el pasado fin de semana. Pese a que la semana pasada se dio un importante paso adelante con el compromiso adoptado por la Consejería de Infraestructuras, que prevé la implantación de semáforos en la zona para controlar la velocidad, el nuevo siniestro ocurrido en la tarde del sábado ha provocado que los vecinos alcen nuevamente la voz para reclamar la necesidad de tomar medidas urgentes para evitar nuevas desgracias.


Por lo pronto, el accidente del sábado ya pudo derivar en tragedia sin la rápida intervención de los propios vecinos. Poco antes de las nueve de la noche, un Peugeot 106 blanco en el que viajaba una pareja se salió de la carretera en una recta situada en la zona de El Lloreo. El coche cayó por un terraplén, desde una altura aproximada de cinco metros, sobre el cauce del río Pra, que ese día bajaba con un notable caudal debido a las fuertes precipitaciones.


El estruendo del accidente alertó a los vecinos de la zona, que al personarse en el lugar descubrieron al coche volcado sobre el lecho del río. Ante el riesgo de que la pareja se ahogase, tres vecinos se metieron en el Pra y dieron la vuelta al vehículo, mientras que otra llamaba al teléfono de emergencias.


Pese a que no han trascendido las causas del accidente, los vecinos aseguran que tras recibir asistencia médica, el conductor, que transitaba en sentido Laviana, aseguró que se desvió de su camino debido a que en sentido contrario avanzaba a gran velocidad otro vehículo, ocupando todo el centro de la calzada, lo que le llevó a realizar una maniobra brusca para evitar el impacto.


«Esto no ha sido un hecho aislado: es el pan nuestro de cada día», afirmó un testigo del accidente. «En esta zona hay uno o dos accidentes de este estilo cada año, aunque como por lo general no hay daños personales, no suelen trascender».


La situación se agrava además porque en la zona donde se produjo este accidente no hay barrera ni guardarraíl. «Hace falta que pongan unos resaltos. Con unos de tres centímetros bastaría para evitar males mayores», añadió el vecino.


Esta misma argumentación la respalda Nisén Díaz, de Asturianistes por Nava, la fuerza política que más intensamente ha demandado una solución para la zona. Nisén Díaz se desplazó el sábado al Priandi tras ser alertado por los vecinos del accidente.


«Se necesitan medidas disuasorias, no recaudatorias» afirma Díaz, «Lo que haría falta sería que colocasen unos badenes que obligasen a los conductores a frenar y a no circular a tan alta velocidad», concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine