13 de octubre de 2008
13.10.2008
Siero y Noreña

La sombra de Quirós

El nuevo gobierno tripartito de Noreña repite caras y un modelo de alianzas dispares al estilo del emblemático ex alcalde

13.10.2008 | 02:00

Noreña, Franco TORRE


La sombra del ciprés es alargada. La de Aurelio Quirós, también. Cuando han transcurrido tres años y medio de la jubilación del carismático alcalde noreñense, que rigió los destinos de la villa condal durante un cuarto de siglo, sus colaboradores en sus últimos mandatos siguen teniendo un papel protagonista en la vida política local, aunque desde perspectivas muy distintas y, en ocasiones, divergentes. En Noreña parece ser habitual el cambio de siglas y de compañeros de gobierno, práctica que -por decirlo de alguna manera- se instauró con Quirós. La villa condal es así un auténtico laboratorio político.


Tanto el alcalde de la localidad, César Movilla, como la concejala de la Mujer, Belén Junquera, formaban parte del último gobierno de Quirós, junto al popular Juan Carlos Corujo y con Daniel González Rajó, líder de URAS-PAS. Ahora, este último y Movilla, además de Junquera, vuelven a formar parte del gobierno noreñense, el tripartito, tras la ruptura interna de IU, que se saldó con la marcha de uno de los dos ediles en el ejecutivo local.


La trayectoria de Quirós ha sido ciertamente peculiar. Procedente de las filas del Centro Democrático y Social (CDS), formación con la que accedió a la Alcaldía en 1980, el carisma de Quirós entre sus vecinos le permitió mantener su posición al frente del Consistorio noreñense durante 25 años de manera ininterrumpida, pese a que llegó a liderar hasta cuatro partidos diferentes en ese período. Hasta 1991, Quirós encabezó las listas del CDS, siglas que abandonó en 1995 para abanderar el proyecto del Centro Asturianista (CA) en la villa. Agotada la propuesta del CA, en 1999 Quirós se unió a Sergio Marqués y lideró las listas de Unión Renovadora Asturiana (URAS) en el concejo, un partido con el que logró su tercera mayoría absoluta consecutiva. No obstante, el emblemático político intentó en 2003 el más difícil todavía, y creó para esos comicios la Unión Noreñense Independiente (UNI), una agrupación local que, pese a ser la más votada , no logró la mayoría absoluta. Esta situación llevó a Quirós a pactar con el PP, encabezado ya por Miguel Ángel Fuente.


En aquellas elecciones, UNI logró cuatro concejales. Además de Quirós, el resto de miembros del partido que formaron parte del gobierno fueron César Movilla, Belén Junquera y Juan Carlos Corujo. Actualmente, los tres forman parte de la Corporación, los dos primeros gobernando en las filas del PSOE, y el tercero formando parte del PP, principal partido de la oposición.


No obstante, el recorrido político posterior de los miembros de UNI es aún más llamativo tras la retirada de Aurelio Quirós. Nada más cumplir los 25 años en el cargo, en febrero de 2005, el histórico regidor anunció su retirada de la política. Su sustituto en el Pleno municipal fue un joven que ya se había presentado en las listas de URAS en 1999, aunque sin lograr acceder a un escaño: Daniel González Rajó.


Una vez jubilado Quirós, Movilla rompió el pacto con el PP y formó un nuevo gobierno con el PSOE. Además, sus discrepancias con Juan Carlos Corujo llevaron al entonces concejal de Urbanismo a dimitir de sus cargos.


Durante la segunda mitad del mandato, los movimientos políticos convulsionaron la villa condal. Finalmente, César Movilla lideró las listas del PSOE en las elecciones de 2007, un partido al que también se unió Belén Junquera. Por su parte, Juan Carlos Corujo se integró en el PP y Daniel González Rajó reflotó URAS-PAS, formación con la que logró mantener su presencia en el Pleno. Pese a que los populares fueron la fuerza más votada en las elecciones, el crecimiento del PSOE propició un pacto de gobierno con IU, reforzado por URAS tras la crisis interna de la agrupación, que dio su segundo mandato a Movilla.


Precisamente, el propio alcalde ofrece una explicación a la trayectoria política de los antiguos miembros del desaparecido partido de Quirós. «UNI era una propuesta de centro formada por un grupo de gente que quería trabajar por el pueblo», señala Movilla, quien reivindica el carácter heterogéneo de los miembros que participaron en aquella propuesta política para explicar su progresión política posterior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído