15 de julio de 2009
15.07.2009
 
Comarca de la Sidra

Nava etiqueta 22.000 botellas de la mejor sidra asturiana del festival

El Yantar de Campomanes, de Oviedo, adquiere las 150 cajas subastadas

15.07.2009 | 02:00
Público tomando sidra en una de las pipas del Festival de la Sidra.

Nava,


Mariola MENÉNDEZ


La sidra ganadora en el Festival de la Sidra presumirá de serlo. El Ayuntamiento de Nava, organizador del evento, tiene previsto distinguir con 22.000 contraetiquetas otras tantas botellas del lote del lagar La Nozala reconocido en la capital naveta como el mejor caldo de Asturias de este año.


«Es un certificado de calidad que pretende diferenciar y dar valor al festival, además de mayor prestigio al concurso», resalta el alcalde, Claudio Escobio. Por su parte, Víctor Escalada, gerente de La Nozala, recibe con agradado esta iniciativa «porque es un aliciente más para participar». Confía en que sea una publicidad para su bebida y muestra su preferencia por las contraetiquetas para mostrar dicho distintivo, frente a los corchos.


Esta es una de las novedades de este certamen, que nace con vocación de continuidad para próximas ediciones. Con la misma pretensión llega la segunda iniciativa pionera de este año: la subasta de 150 cajas (un viaje, en el argot sidrero) del tonel premiado como la mejor sidra de las elaboradas en la región, lote presentado por el lagar La Nozala. El precio de salida fue de 12 euros, afirma el regidor naveto, y la sidra fue adquirida por la sidrería El Yantar de Campomanes, de Oviedo, a un precio de 16 euros la caja. La puja tuvo lugar el domingo, tras el concurso de escanciadores. Escobio apunta a que esta iniciativa «es un plus por haber ganado», que en este caso, le reporta al lagar el ingreso de 2.400 euros.


Aunque la subasta de este año se realizó mediante línea telefónica, la organización se plantea que las ofertas por el lote ganador de próximas ediciones se realicen previamente en sobre cerrado o, incluso, a través de correo electrónico. Nava pretende, así, promocionar en cada edición su «campanu de la sidra».


Según apunta la edil Isabel Calleja, esta edición del festival ha sido de las más tranquilas que se recuerdan. No obstante, el vecino José Vega denunció importantes destrozos en su vivienda y portal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook