23 de julio de 2009
23.07.2009
Grado y valles del Trubia

Los usuarios denuncian el abandono del área recreativa de Buyera

Los visitantes piden que se coloquen nuevos bancos y mesas, dado el deterioro del mobiliario urbano actual

23.07.2009 | 02:00
Uno de los bancos del área recreativa de Buyera.

Santo Adriano / Proaza,

V. DÍAZ PEÑAS

El área recreativa de Buyera es uno de los lugares más frecuentados de los valles del Trubia. Su situación, junto al cercado de «Paca» y «Tola», y sus numerosos servicios, entre ellos piscina, hacen de ella una zona atractiva para los visitantes. Sin embargo, el área no goza de muy buen estado; así lo entienden los usuarios. Critican la mala situación del mobiliario y piden que se adecue y que se repongan los bancos y las mesas, colocados hace ya varios años y dañados por el paso del tiempo.


El área recreativa de Buyera se sitúa en el concejo de Santo Adriano y próximo al límite con Proaza. Se trata de la principal área recreativa de los valles del Trubia. Tiene un amplio aparcamiento, reformado en los últimos años, que en los días de mucha afluencia se queda pequeño. Y es que el área está a tan sólo 500 metros del lugar más visitado de la comarca, el cercado de manejo osero, donde «Paca», «Tola» y «Furaco» atraen numerosas visitas desde que se puso en marcha el programa de reproducción.


El área recreativa de Buyera cuenta con un bar, con piscina y con una amplia zona verde con árboles donde los más pequeños pueden correr a sus anchas. Es un lugar muy familiar que suele estar lleno de personas los fines de semana y durante el verano. Sin embargo, los usuarios y vecinos de la zona ya han mostrado su malestar por el mal estado de su mobiliario.


La mayoría de las mesas se colocaron hace varios años y desde entonces nadie se ha preocupado de su mantenimiento. El estado de las mesas y de los bancos deja mucho que desear, a decir de los usuarios. En muchos casos, las tablas han desaparecido, mientras que en otros las mesas están incompletas. Y en el peor de los casos, también destacan a modo de ejemplo que los clavos oxidados suponen un peligro para niños y mayores.


Los usuarios de esta área recreativa, que han manifestado de manera reiterada sus críticas a LA NUEVA ESPAÑA, piden que se adecente el área y que se cambie el mobiliario mediante una actuación inmediata para que el área tenga el aspecto que se merece y los usuarios puedan disfrutar de ella en toda su plenitud.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook