17 de agosto de 2009
17.08.2009
La Nueva España

Unas 400 personas se encadenan en Xivares y Peña María contra el desmonte de Aboño

17.08.2009 | 02:00
La cadena humana, con las obras de El Musel al fondo.

Las playas de Peña María y Xivares fueron escenario en la tarde de ayer, a la bajamar y como los últimos cuatro años, de la cadena humana en defensa del alto de Aboño, sobre el que pesa un proyecto para su eliminación por parte de la Autoridad Portuaria de Gijón. En torno a cuatrocientas personas se dieron cita en los arenales para protestar pacíficamente contra la ampliación de El Musel hacia la costa carreñense, en una zona que cuenta con la segunda ocupación poblacional más alta del concejo. Acompañó la marcha de la cadena por las playas la Banda de Gaitas de Candás y hubo presencia de asociaciones ecologistas y vecinales, así como de algunos partidos políticos de Carreño como UNA y PP. Al romperse la cadena se leyó un manifiesto en defensa del monte, que de consumarse el proyecto de El Musel dejará las viviendas de más de 2.000 personas a menos de 100 metros en línea recta de la mayor concentración industrial de Asturias. Tras la lectura del manifiesto, los participantes disfrutaron de sidras, bollos preñaos y música en las playas, informa B. FERNÁNDEZ.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook