26 de noviembre de 2009
26.11.2009
Carreño

El Museo de la Conserva y la Pesca de Candás se queda sin fondos regionales

El proyecto sólo dispondrá el próximo año de 1,4 millones del Gobierno central para arreglar el exterior del edificio

26.11.2009 | 01:00
Fachada del edificio Ortiz, futuro Museo de la Pesca, en Candás.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


La aportación de 1.400.000 euros que el Gobierno central destinará en 2010 para la puesta en marcha del Museo de la Conserva y la Pesca de Asturias, en Candás, será la única con la que contará el proyecto para el próximo año. Según admitieron ayer tanto el gobierno local como el regional, el Principado no tiene previsto incluir ninguna partida en sus Presupuestos para la reforma interior del edificio de Ortiz, que será transformado en museo, toda vez que la aportación del Estado servirá fundamentalmente para su reforma exterior.


La precaria situación económica es el principal motivo por el que el Principado no colaborará, al menos durante el próximo año, en la apertura de un centro expositivo de carácter regional, según aclararon desde el gobierno local. La Consejería de Cultura declinó valoración alguna sobre el asunto.


Hace algo menos de un mes la portavoz municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Carreño, Melania Álvarez, trasladó al grupo parlamentario de IU en el Congreso la petición de incluir como enmienda al Presupuesto General del Estado para 2010 la financiación de un proyecto histórico en el concejo: el Museo de la Conserva y la Pesca. El pasado 7 de noviembre, la Comisión del Congreso de los Diputados en la que se negociaron las enmiendas asumía la petición de la coalición, realizada por Gaspar Llamazares.


Los 1.400.000 euros que el Estado ha consignado en sus Presupuestos Generales servirán, según avanzaron desde el gobierno local, para reformar la antigua fábrica de conservas de Ortiz, ubicada en pleno casco urbano de Candás. El edificio deberá mantener tras la reforma su fachada principal.


En su interior, prácticamente hueco, se ordenarán diferentes plantas con destino a crear un centro expositivo que reúna material histórico relacionado con la actividad pesquera y conservera regional.


La vieja fábrica de conservas Ortiz, levantada en 1954, pasó a ser un edificio municipal el 11 de mayo de 2007, cuando le fueron entregadas al Ayuntamiento de Carreño las llaves de la propiedad. Esa entrega puso fin a un expediente de expropiación, después de casi tres años, que llevó a la compra del edificio por parte del Consistorio por 536.967 euros. Una vez se realizó la adquisición del inmueble, se llevó a cabo la maqueta arquitectónica del Museo, que fue entregada en octubre del año 2007. Desde entonces, el proyecto ha estado parado. Ahora, parece que se retoma, pero a medio gas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook