12 de diciembre de 2009
12.12.2009

UICA acusa al gobierno local de «enchufar el ventilador» cuando tiene problemas

12.12.2009 | 01:00

Candás, B. FERNÁNDEZ


La Unión Independiente de Carreño (UICA) salió ayer al paso de las acusaciones por parte del gobierno sobre su responsabilidad en la concesión de licencia a una casa del camino del faro de Candás, cuya cubierta hay que derribar por orden judicial. El alcalde, Ángel Riego (PSOE), ha sido multado por no ejecutar la sentencia.


Los independientes recordaron: «La casa ya estaba construida en 2003, cuando nosotros llegamos al Ayuntamiento, por lo que la principal responsabilidad la tiene quien permitió que se construyese». Para Ramón Artime, portavoz de UICA, «la responsabilidad de lo ocurrido es del gobierno y del Alcalde», que tiene que pagar 400 euros al mes (lo ha cargado al Ayuntamiento) hasta que se ejecute la demolición de la cubierta de la casa, que según el juez excede la altura permitida.


La edil del PSOE Áurea Gutiérrez responsabilizó a la oposición -entre ellos UICA y su socio de gobierno, IU- de que no se demoliese parcialmente la vivienda en 2003. «Es una costumbre habitual del gobierno enchufar el ventilador», dijo Artime.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído