18 de diciembre de 2009
18.12.2009
La Nueva España
Carreño

Más libros, pero menos tiempo para leer

Los vecinos se quejan de que el horario de la Biblioteca Pública de Candás se ve reducido en media hora diaria tras la ampliación de sus dependencias

18.12.2009 | 01:00
Una estudiante abandona la Biblioteca de Candás, ayer al mediodía.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


La Biblioteca Pública de Candás ha visto triplicado su espacio útil desde comienzos de mes con la inauguración de una nueva ala. Ahora los usuarios podrán disponer de más espacio, pero también de menos tiempo, ya que el horario de apertura al público se ha visto reducido en media hora diaria, de lunes a sábado. Los recortes se producen antes de los cierres de la mañana y de la tarde, de quince minutos cada vez, lo que ha motivado las quejas de los usuarios. La Asociación de Vecinos de Candás ha trasladado al Ayuntamiento la protesta.


El nuevo horario de la ampliada biblioteca es de nueve de la mañana a dos menos cuarto de la tarde y de cuatro de la tarde a nueve menos cuarto de la noche, de lunes a viernes. Los sábados el centro abre de diez y cuarto de la mañana a dos menos cuarto de la tarde. «Nos resulta chocante que un servicio de gran demanda entre los vecinos se vea afectado por un recorte en el horario de disponibilidad de los usuarios», explicaba ayer el portavoz de la asociación de vecinos, Luis Fernández.


«Cuando todos pensábamos que la ampliación del edificio conllevaba una ampliación de la franja horaria de uso, nos sorprenden con una reducción de la misma», dijo Fernández, que aseguró recibir numerosas quejas en las dependencias de la asociación de vecinos a causa de estos recortes. «Muchos usuarios de la biblioteca se han dirigido a nuestro colectivo para expresar su queja y protesta por la reducción en media hora del horario diario, y nosotros esperamos que los responsables municipales informen al menos de las razones que han conducido a ello», subrayó el presidente del colectivo.


El motivo de esa media hora de menos reside en que los trabajadores requieren más tiempo para efectuar el cierre de los nuevos espacios, por lo que necesitan cerrar al público el centro quince minutos antes. Es, por tanto, un problema de personal, como reconocieron fuentes municipales, que se verá, no obstante, y de forma previsible, solucionado en los próximos meses. Según indicaron, los servicios jurídicos ya trabajan en la redacción de unas bases para convocar una plaza de auxiliar bibliotecario, con lo que el personal de la biblioteca se vería ampliado, posibilitando la diversificación del trabajo. Esto solucionaría los problemas actuales.


Los nuevos espacios de la Biblioteca Pública de Candás, que triplican el espacio de la anterior, fueron inaugurados el pasado 24 de noviembre, tras más de dos años de trabajos. La nueva ala de la biblioteca, que se sitúa en la parte posterior del edificio antiguo, de arquitectura conservera, albergará, entre otros, en los próximos meses, el Archivo Municipal Histórico, y ya cuenta con nuevas salas de lectura y una sala de estudio el doble de grande que la actual, que se quedaba pequeña. Esta sala de estudio es el espacio más utilizado de todo el edificio, siendo frecuentada por numerosos estudiantes durante toda la semana, lo que motivó su ampliación. Precisamente entre los estudiantes es donde ha suscitado las principales quejas la reducción del horario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído