23 de marzo de 2010
23.03.2010

Los vecinos piden que se permita el aparcamiento en la calle Carlos Albo

La zona sigue reservada para la actividad de la conservera, que cerró en 2009

23.03.2010 | 01:00
Coches estacionados en la línea amarilla de la fachada de Albo, ayer, en Candás.

Candás,


Braulio FERNÁNDEZ


La Asociación de Vecinos de Candás ha solicitado al Ayuntamiento de Carreño que habilite la zona de carga y descarga situada en la calle Carlos Albo de Candás, a lo largo de la fachada de la fábrica de Albo, como aparcamiento libre. En la actualidad, el estacionamiento está prohibido debido a una línea amarilla a lo largo de toda la fachada de la conservera, además de la señalización vertical que advierte de la actividad industrial, que, sin embargo, ya no se desarrolla. Es por este motivo que desde el colectivo vecinal se ha pedido que se retiren la línea amarilla y las señales, para que los vehículos puedan aparcar en cordón.


Esta medida podría habilitar una decena de plazas de aparcamiento en pleno casco urbano de Candás. «No andamos en Candás sobrados de aparcamiento como para permitirnos estas situaciones, ni tampoco para que los vecinos paguen con multas el uso de esta zona», explicaron desde el colectivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído