27 de marzo de 2010
27.03.2010
La Nueva España

La hostelería se queja de que la obra de Valdés Pumarino favorece el «botellón»

27.03.2010 | 01:00

Candás, B. FERNÁNDEZ


Varios hosteleros de la calle Valdés Pumarino de Candás, la de mayor concentración de disco bares de la villa, han mostrado su disconformidad con la reforma realizada en la plazoleta entre esta calle y la de La Estrecha. Con la reforma, la plaza ha quedado más al descubierto, integrándose en la vía principal junto a la que se encuentra, y ha visto eliminada una fuente que tenía en su parte central, y que ha sido sustituida por un banco central de hormigón.


A juicio de los hosteleros, la reforma promoverá la concentración de jóvenes para realizar el «botellón», que es de hecho como ya se la conoce a la plaza en Candás, según explicó el empresario Pablo García. Las obras se produjeron durante el mes de marzo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído