24 de abril de 2010
24.04.2010
Carreño

Los ganaderos del entorno de Cogersa se manifestarán contra la incineradora

Los afectados, apoyados por la Unión de Consumidores y por los vecinos, expresarán su rechazo a la instalación por su perjuicio para el sector lácteo

24.04.2010 | 02:00
Menéndez, tercero por la izquierda, junto a otros ganaderos, en Tamón.

Tamón,


Braulio FERNÁNDEZ


Los ganaderos de los municipios de Carreño, Corvera y Gijón situados en el entorno del vertedero central de Cogersa se manifestarán el próximo lunes frente a la Junta General del Principado para mostrar su disconformidad con el proyecto de instalar una incineradora junto a sus pastos. Según denuncian, dicha planta arruinaría el sector lácteo de la zona. Por el momento, han conseguido el apoyo de la Unión de Consumidores y de los vecinos de sus parroquias. Paralelamente, los ganaderos llevarán a cabo una medición del nivel de dioxinas que actualmente se acumula en los tejidos grasos de los animales, y que se transmite a la leche, para contrastarlo con datos futuros en caso de que se apruebe la instalación de la planta de incineración de Cogersa.


Los ganaderos se reunieron anteayer con la Unión de Consumidores y se mostraron muy satisfechos por «el apoyo incondicional que nos han brindado», según explicó el portavoz de los empresarios, José Ramón Menéndez.


Después del encuentro con los representantes de los consumidores, los ganaderos acordaron «participar en una manifestación a las puertas del Principado para protestar contra la incineradora», explicó Menéndez, quien recordó los motivos por los que dicho proyecto acabaría con su modo de vida y pondría en riesgo la salud de los consumidores. «Con la incineración aumentará de manera significativa el número de dioxinas que se acumulan en los tejidos grasos de los animales, así como en la lactosa de la leche, y éstas tardan muchos años en ser expulsadas o degradadas por los seres vivos y provocan graves enfermedades». Además, las dioxinas no son la única amenaza para su ganado, según denuncian, sino que las cenizas también pondrán en peligro su producción.


Los ganaderos celebraron una reunión en la que decidieron «encargar a un laboratorio especializado que lleve a cabo la medición en la actualidad de las dioxinas en la leche, para compararlas con muestras posteriores, en caso de llevarse a efecto el proyecto de la incineradora», explicó Menéndez.


Tampoco dejarán de presentar alegaciones al proyecto y no descartan -«para defender nuestro modo de vida», argumentan-, la convocatoria de nuevas movilizaciones; entre ellas, una concentración frente a Cogersa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído