13 de mayo de 2010
13.05.2010
Comarca de La Sidra

Culinos de cine en Sariego

Imanol Arias y Juan Echanove disfrutan de una espicha en el lagar Foncueva durante la grabación del documental «Un país para comérselo»

13.05.2010 | 02:00
Imanol Arias echa un culín, ayer, ante Juan Echanove, en San Román (Sariego).

San Román (Sariego),

Mariola MENÉNDEZ

«Asturias es el país de la simpatía», afirman los actores Juan Echanove e Imanol Arias que estos días se encuentran grabando un programa dedicado al Principado, de la serie «Un país para comérselo». Testigo de este rodaje también fue el lagar Foncueva de Sariego, en pleno corazón de la Comarca de la Sidra, donde ayer se sirvió una espicha a través de la que los conductores del programa podrán mostrar a sus espectadores la esencia de una de las tradiciones más arraigadas en la región. El día de ayer fue «un viaje por la sidra, la producción y una espicha», resumió Echanove.

Los actores hicieron gala de su amistad delante y detrás de las cámaras, frente a las que se encontraron hace 25 años cuando la película «Tiempo de silencio» les unió. Fue el primer trabajo que hicieron juntos. Pero en la memoria de los espectadores están más recientes sus papeles como los hermanos Antonio y Miguel Alcántara. A pesar de reconocer que son personajes con los que personalmente distan mucho, representan destacables prototipos de españoles de una época. Tras muchos kilómetros recorridos por España continúan con una complicidad evidente, aunque bromean diciendo que les desune el fútbol. Imanol es fiel a su Real Madrid y Juan Echanove. a su Atleti, del que ayer esperaba un triunfo en la final de la UEFA.

La espicha no les resulta desconocida a ninguno de los dos actores. Aseguran haber participado encantados en muchas en sus diferentes viajes al Principado. «Aparte del contenido gastronómico, es una reunión», explica Echanove. Y no se equivoca.

«Un país para comérselo» descubre algunos de los placeres culinarios de España; Asturias será la protagonista en una de las emisiones que se prevé para junio. Imanol Arias reconoce que el Principado «daría para tres programas». Se han acercado a productos como el queso Cabrales, con denominación de origen, porque aglutina «una cultura y una tradición popular muy arraigadas», considera Juan Echanove. Hasta Tielve se desplazaron en busca de la esencia de este producto lácteo tan identificativo de Asturias. En Parres descubrieron los pitos de corral, pulcramente cuidados por su propietario.

En la Comarca de la Sidra, además de la sidra del lagar Foncueva, les cautivó Tazones (Villaviciosa) por sus pescados y por la forma tradicional utilizada en sus capturas. Imanol Arias destaca «la limpieza del agua, por la falta de aceites y grasas». Destacó que da la impresión de que por este pueblo marinero «no pasara lo malo». Los actores tampoco se pudieron resistir al exquisito «sabor dulzón» del marisco y el pescado del Cantábrico. «Nos hemos comido casi dos kilos de virrey entre los dos», aseguraban ayer los artistas, quienes aprovecharon para degustar en un restaurante de Gijón este pez que consideran «poco conocido», pero de gran calidad culinaria. Resaltan, además, otros placeres gastronómicos asturianos como los oricios o el arroz con leche.

Imanol Arias y Juan Echanove consideran que más allá de los productos «excelentes» del Principado, está el carácter de la gente. Se sorprenden porque, aseguran, que siempre que vienen y se encuentran con alguien, «lo primero que hace es sonreír». Se sienten especialmente atraídos por las bodegas, por lo que en esta ruta no podía faltar la visita al lagar, donde germina sidra. Echanove manifiesta que con este programa quieren transmitirle al espectador «que se quite la idea de que ya lo ha visto todo». Y añade: «Miren ustedes a su alrededor y disfrútenlo. Lo mejor que tenemos es nuestra forma de ser».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine